Ciberacoso: “Hay que trabajar para que se respete la diversidad”

Adriana Domínguez, titular de la delegación Córdoba del Inadi

La semana pasada, el Instituto Nacional Contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi) creó un Observatorio de Redes Sociales para poder detectar, denunciar y combatir el ciberacoso ante las crecientes denuncias que recibe por parte de los usuarios de Internet. Si bien la institución no puede dar de baja páginas o grupos en Facebook, el Observatorio servirá para hacer contacto con redes sociales extranjeras con sede en Argentina, como Facebook y Yahoo, y con las nacionales, como Taringa y Sónico, para acordar que el Inadi actúe como “usuario con privilegios” y pueda denunciar la presencia de contenido discriminatorio o alertar ante comentarios que violen la ley.

“Se entiende por ciberacoso cuando cualquiera de nosotros, al ingresar en algún sitio en Intenternet, su nombre se encuentra tipificado,menoscabado, humillado, violentada su intimidad y hasta en algunos casos con amenazas con riesgo de vida”, explicó a Comercio y Justicia Adriana Domínguez, titular de la delegación Córdoba del Inadi. Al mismo tiempo, aseguró que el Observatorio se crea  por la necesidad ante la cantidad de denuncias en todo el país, no sólo en las delegaciones de Inadi sino también en las oficinas de tribunales y las de delitos informáticos.

– ¿Cuál es el rol del Inadi ante el ciberacoso?
– El ciberacoso puede involucrar o no un acto de discriminación.  Por este motivo, la incumbencia específica del Inadi debe considerarse en cada caso, según las características de la agresión. Sin embargo, por su perfil público, el Inadi aparece como un posible receptor de denuncias de ciberacoso, lo que motiva demandas de atención ante casos específicos. Éstas se derivan a los organismos pertinentes. En cuanto a su capacidad de intervenir para lograr la eliminación de contenidos agraviantes o discriminatorios, es necesario aclarar que en el caso de redes sociales, y en particular aquellas que tienen su sede en otros países, la posibilidad de acción del Inadi es muy limitada. El Inadi no puede dar de baja páginas o grupos en Facebook, su capacidad de acción es algo mayor en otras redes sociales y ante sitios de Internet individuales, pero en ningún caso se puede dar garantía de una intervención efectiva.

– ¿Cuántas denuncias mensuales por ciberacoso reciben en Córdoba?
– Es un número que va en aumento. El año pasado recibimos cerca de 14 denuncias en todo el año, y ahora, casi a la mitad del año ya tenemos unas doce denuncias. A nivel nacional, este número aumenta a 200 denuncias mensuales.

– ¿Existe actualmente aguna normativa argentina que regule estas actividades?
– No hay una legislación específica que regule las actividades en las llamadas redes sociales. En este terreno, suelen entrar en colisión el derecho a la libertad de expresión con otros derechos y valores sociales. Sería deseable una amplia discusión social sobre estos temas. Sí existen avances en la legislación sobre delitos informáticos, aunque las figuras delictivas no necesariamente coinciden con los casos de ciberacoso, y por otra parte hay que tener en cuenta que, según la edad de los autores, muchos de ellos podrían ser penalmente inimputables.
Pero los hechos nos demuestran que no sólo es cuestión de leyes. Sí es una necesidad de trabajar como sociedad en el respeto por la diversidad, no sólo en la tolerancia. Hablo de respeto porque ello encierra todos aquellos aspectos que  vemos reflejados en las páginas web, como “bolitas”, “negros de m…», «chica fácil», «judío», etc.

– ¿Cómo es la experiencia en otros países?
– En Estados Unidos existe un proyecto de ley que contempla la posibilidad de que el agresor, en caso de utilizar medios tecnológicos o de comunicación, sea multado o condenado a dos años de prisión, o ambas sanciones. El proyecto está motivado por la tragedia de una adolescente estadounidense que se suicidó luego de ser hostigada y acosada por una persona mayor a través de una red social.

En  España, Chile, y Colombia hay manifestaciones de legisladores sobre presentaciones de proyectos de ley sobre la sanción del ciberacoso.

El ciberacoso en porcentajes
Un análisis comparativo en estudiantes de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México, Perú y Venezuela sobre el ciberacoso, realizado el año pasado por la Universidad de Navarra, llegó a las siguientes conclusiones:

Un total de 2.542 escolares de los siete países encuestados reconocieron haber sido perjudicados a través del celular y Messenger. En total, 12,1 por ciento ha experimentado una forma de ciberacoso. Además, el teléfono móvil resultó ser la herramienta más utilizada para acosar: 13,3 por ciento reconoce haber perjudicado con su celular. Por sexos, el estudio resalta que de los 9.433 estudiantes varones de la muestra, 22,4 por ciento utilizó el celular o Messenger para perjudicar, mientras que sólo 13,4 por ciento de las 11.508 chicas reconoció haber acosado a otros. Por otra parte, 19,25 por ciento de los chicos encuestados ha sido víctima de ciberacoso. Las chicas afectadas por la violencia digital fue de 13,8 por ciento.

Artículos destacados