Zuccardi pidió “justicia” para los espumantes y una exención impositiva

El presidente de la Unión Vitivinícola Argentina (UVA), José Alberto Zuccardi, sostuvo que “es hora de que se haga justicia” con los productores del sector, al reclamar que el Congreso apruebe la exención de impuestos a los espumantes, tema que se trató en la Cámara de Diputados en el marco del proyecto de Ley de Presupuesto.
El bodeguero y dirigente vitivinícola advirtió de que el vino “no es un producto de lujo ni un producto insalubre, que son las dos categorías gravadas con impuesto interno”.
Y reclamó: “El espumante es un vino más, entonces creo que es hora de que se haga justicia”.
Asimismo, señaló que “hay un acuerdo para eximir por ley al espumante y dejar de hacer acuerdos anuales para hacer una cosa permanente, y para que ningún vino en Argentina esté gravado con impuestos internos”.
El empresario explicó que esos convenios funcionaron como una “espada de Damocles” sobre el sector, al sostener que se hicieron acuerdos anuales para retirar el impuesto a condición de que hubiera montos para inversiones: “Creo que la vitivinicultura no ha invertido más por esto.
(Pero) “Va a seguir invirtiendo como lo ha venido haciendo hasta ahora. Entonces es de justicia darle al espumante el mismo tratamiento que al resto de los vinos”, insistió.

Este beneficio fue incluido en el dictamen de mayoría del proyecto de Presupuesto 2019, que fue firmado en la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados.
El gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, dijo al respecto: “Después de 14 años hemos logrado, junto con el diputado nacional Luis Borsani, incluir en el proyecto del presupuesto la exención a los espumantes para que salga por ley. Ya está incorporado en los artículos 83 y 84 del despacho”.
En relación con el tema de los nuevos envases de hasta 50 litros de acero inoxidable que fueron aprobados por el Instituto Nacional de Vitivinicultura para el expendio de vinos por copas, y de la posibilidad de fraccionar vinos en latas que resurgió ahora, Zuccardi dijo que ellos dan mayor flexibilidad al consumidor para “tomar la cantidad que quiere y en distintas ocasiones. “Sirven para un picnic y para situaciones de consumo en las que los otros envases quizá no sean prácticos”, afirmó.

Artículos destacados