Zanella inició producción de motos de gama media-alta

Cuando la crisis afecta severamente los países centrales, Argentina muestra un fuerte crecimiento de ventas de motos caras. El ciclomotor ya parece una cosa del pasado.

El intendente de Tigre (provincia de Buenos Aires), Sergio Massa, el ministro de Economía, Amado Boudou,  y empresarios como el titular de YPF, Sebastián Eskenazi, y el banquero Richard Handley, son algunos de los “motoqueros” que dan fe del negocio de las motos de alta gama en Argentina. Al igual que en el rubro automóviles, las motos potentes acaparan el mercado y ya se ven menos los ciclomotores de hace una década.

El crecimiento de la venta de motocicletas durante 2010, respecto a 2009, es de 43,94%, alcanzando 410.397 unidades, contra las 285.123 que se comercializaron en los primeros diez meses de 2009, según datos de la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara). “El dato no es relevante, salvo por que Argentina es uno de los países donde se han vendido muchas motos de alta gama en plena crisis internacional”, según una concesionaria.

La firma Zanella, que dirige el ex empresario cementero de Córdoba Walter Steiner, no quiso quedar fuera del negocio. En su fábrica de Caseros, Buenos Aires, empezó a fabricar la Zanella RX 350 Naked, que se vende en alrededor de 18.000 pesos -sus similares importadas de marcas conocidas van de 15 mil a 20 mil dólares-. El objetivo de la empresa, que tiene otras dos plantas en Cruz del Eje, Córdoba, y en San Luis, es posicionar el nuevo producto  Zanella en el segmento de alta gama. La Naked  posee un motor bicilíndrico de 4 tiempos y 320 cm3, que eroga una potencia de 26 HP y cuenta con una transmisión de 5 velocidades. Su capacidad de carga es de 170 kg y su peso vacio, de 169 kg.

Zanella lleva patentadas en el país casi 69.000 unidades, siendo su seguidor Honda, con más de 66.000 unidades. Prevén tener 25% de incremento para 2011 debido al crecimiento del PIB, el precio del combustible, los salarios, la mala oferta del transporte público y  la suba del  auto en mayor proporción que la moto.

Cerro Motos, una empresa cordobesa que tiene una planta armadora en la avenida Juan B. Justo, empezó también hace algunos meses a ensamblar  motocicletas más potentes. Ya tiene modelos de entre 150 y 200 cc,  que dejan atrás a los populares ciclomotores.

Artículos destacados