Vuelve el motor bicilíndrico y propuestas ecologistas en la industria automotriz

En el Salón Internacional del Automovil de Ginebra, las empresas compiten en el desarrollo de plantas motrices potentes, económicas y amigables con el medio ambiente.
Renault y Opel desarrollaron sendos motores eléctricos capaces de recorrer distancias apreciables con una sola carga y costo muy bajo.

En el caso de Opel Flextreme GT/E, la firma desarrolló un vehículo eléctrico híbrido, que combina las prestaciones de una planta propulsora eléctrica con la autonomía que aporta el motor de combustión.

El contraataque vino por parte de Fiat, con un motor bicilíndrico pero muy evolucionado desde los legendarios Citroen o el escarabajo de VW de cuatro cilindros, pero enfriados por aire. La última joya de la tecnología desarrollada por Fiat Powertrain Technologies es el motor bicilíndrico TWIN-AIR de 85 CV. La planta se montó en el nuevo 500, el modelo de Fiat sobre el cual debutará el próximo mes de septiembre. Este propulsor emplea el revolucionario sistema Multiair, que combina la una fluidodinámica para máximo rendimiento de combustión. Con potencias entre los 65 y los 105 CV, garantiza menores emisiones de CO2 y menores consumos (hasta un 30% respecto de un motor de iguales prestaciones).

Otra primicia de Fiat es una versión de motor 1.4 16v T-JET, que trabaja con una mezcla de gasolina y gas metano. Este motor competirá en el campo de los vehículos con doble alimentación gasolina/metano (OEM).

Artículos destacados