Videojuegos: hasta 2018 la venta crecerá 11% anual

Los juegos sociales, junto a los casuales gratuitos, son los más consumidos por los usuarios.

El incremento será impulsado principalmente por los entretenimientos diseñados para celulares, mientras el negocio de juegos para consola disminuirá su avance por la incidencia de la piratería. Así lo indica un estudio privado.

En los próximos años, el aumento de la penetración de los teléfonos inteligentes o smartphones en Argentina impulsará las ventas de videojuegos para celulares, compensando así la baja en el crecimiento del negocio de videos para consolas generada por la piratería.

Así, el sector crecerá en el ámbito local a una tasa anual de 11,3% en los próximos cinco años, según apunta la 15ª edición del informe Perspectivas Globales del Sector de Medios y Entretenimiento publicado por la consultora de mercado PwC. Con ello, la expansión en las ventas del rubro hará que el segmento ascienda del quinto al tercer lugar en América Latina, detrás de México y Brasil.

“En los próximos cinco años, el mercado en general crecerá en Argentina a una tasa anual compuesta (TCAC) de 11,3%, alcanzando un volumen de ganancias estimado de US$171 millones”, asegura la comunicación difundida por la consultora privada.

Entretenimiento móvil
“Entre 2009 y 2013 el sector registró una fuerte expansión, aumentando su valor de US$65 millones a US$100 millones. De ese volumen, 48% correspondió a videojuegos para dispositivos móviles, impulsados principalmente por juegos sociales y casuales gratuitos o de bajo precio”, señala la investigación al hacer referencia al incremento en ventas que registró el rubro en los últimos cinco años.

Con base en estos datos, la proyección es que, para 2018, los videojuegos móviles representen 60% del total de los ingresos del mercado, duplicando sus ventas para alcanzar los US$102 millones. “Los videojuegos para teléfonos celulares se están volviendo muy populares debido a que otorgan más libertad a los consumidores al momento de elegir cuánto desean gastar”, asegura PwC.

Precios no competitivos y piratería
Por su parte, la piratería está afectando particularmente a los videos para consolas tanto en Argentina como en el resto de América Latina. Esta tendencia ocurre especialmente por el elevado costo que tienen en dicha región en comparación con Estados Unidos.

Mientras en su mercado de origen los videos para consolas se venden a alrededor de US$60 cada uno, en Argentina alcanzan US$100 y, en ocasiones, están disponibles recién varios meses después de su lanzamiento, especificó la consultora. “Esto genera que los juegos ilegales, que se venden a precios bajos y próximos a las fechas de su lanzamiento, sean muy tentadores para los consumidores argentinos”, dice la entidad, al referirse a la situación del mercado actual

En 2013 los ingresos por ventas de juegos para consola en Argentina llegaron a US$18 millones y se prevé que crezcan a una TCAC de 8,4%, alcanzando US$27 millones en 2018.

“Es probable que la mayor parte de esta ganancia provenga de juegos para consolas antiguas ya que la nueva generación de consolas es inasequible debido a los elevados impuestos de importación, lo que se da en toda América Latina”, asegura PwC.

La región
El negocio de los videojuegos en Latinoamérica registró un crecimiento notable en los últimos cinco años. Si bien sigue siendo la región con menos ingresos en dicho segmento, se espera que sea la que más rápido crezca del mundo hacia 2018.

Los ingresos por ventas de videojuegos crecieron de US$995 millones a US$1.600 millones entre 2009 y 2013, en toda la región

Artículos destacados