Ventas en súper locales varían entre la estabilidad y la baja

La mayor parte registró durante el primer trimestre de este año el mismo nivel que el igual período del año anterior. Por lo contrario, uno de los referentes sufrió una caída de 12%.

Las ventas durante el primer trimestre del año en la mayoría de los supermercados cordobeses se mantuvieron estables, mientras que en algunas cadenas sufrieron bajas abruptas. La facturación acompañó el movimiento de precios durante los tres primeros meses del año, traccionada por un comprador que no varió su mix de consumo.

“La facturación estuvo entre 22% y 23% por encima del trimestre del año anterior, acompañando el movimiento de precios”, indicó Juan Carlos Martín, gerente comercial de la cadena Mariano Max, con siete sucursales en la provincia.

En el mismo sentido se pronunció Benjamín Blanch, de Buenos Días, quien aseguró que durante el primer trimestre se registró un “crecimiento normal”, tal como informan las consultoras privadas del sector. “Subió entre 20% y 23% en enero y febrero, en tanto se espera un marzo levemente menor por la cantidad de feriados”, añadió el titular de la cadena Buenos Días, con 29 bocas en la provincia.

Ambos empresarios indicaron que los volúmenes de venta se mantuvieron iguales o levemente superiores (1%) a los contabilizados en 2010.

Por lo contrario, el presidente de Cordiez, Ricardo Brasca, indicó que en el primer trimestre del año el volumen de venta cayó 12% , con relación a el mismo trimestre del año pasado. “Estuvo muy flojo y creo que se debe, no sólo a la estacionalidad, sino también a una retracción del consumo ocasionada por la suba de precios, que aunque es constante desde el año pasado, en algunos rubros se acentuó durante los primeros meses del año”, agregó Brasca. En línea, señaló que la facturación en sus 34 sucursales llegó a superar en 22% la del trimestre anterior, casi seis puntos por debajo de la inflación, que en promedio rondó 27%.

En cuanto al comportamiento del consumidor, los referentes remarcaron que se mantuvo estable. “No ha habido mayor variación en el mix de consumo, se mantuvo parejo sin ningún sobresalto”, dijo Martín. “Si bien los aumentos de precios persisten, el consumidor hace uso de las ofertas por lo que continúa adquiriendo las mismas proporciones de carne, arroz, legumbres o pollo”, ejemplificó.

“Que el consumo ha bajado no es nada nuevo, se continúa en la misma línea a tal punto que no se ha recuperado el volumen de la carne”, apuntó el titular de Buenos Días.

En el mismo sentido coincidió Brasca, quien, a su vez, estimó que durante el mes de abril y en vísperas de las Pascuas, el consumo aumentará, o bien, se recuperará .

Consumidores acostumbrados
Según la consultora The Nielsen Company, el consumo masivo tuvo un incremento interanual de 4,9%. Además, durante el primer mes de 2011, y tomando el bimestre con diciembre, se registró un aumento de 3% en las ventas.

Las 80 categorías principales de alimentos, bebidas, tocador y limpieza se acercaron en 2010 a cumplir una década completa de crecimiento, convalidando gran parte de los aumentos de los precios. Sin embargo, la inflación muestra su impacto en rubros puntuales como las bebidas y la carne. En el primer caso, la categoría cerró 2010 con una caída en las ventas de 2,2%, mientras que la baja fue aún más pronunciada en la demanda de carne vacuna y terminó el año con un descenso de 16%, de acuerdo con los datos presentados en la jornada organizada ayer por los supermercados mayoristas reunidos en la Cámara Argentina de Distribuidores y Autoservicios Mayoristas (Cadam).

“El ejecutivo destacó que los consumidores argentinos parecen más acostumbrados a convivir con los aumentos de precios, a partir de la masificación de hábitos como la búsqueda de promociones y ofertas y las compras planificadas de acuerdo con los días que se ofrecen descuentos con un determinado medio de pago”, destacó Gustavo Mallo, director de The Nielsen Company.

Artículos destacados