Tras un crecimiento consecutivo, las ventas para el Día del Niño no son auspiciosas

Aunque la temperatura real de las ventas de juguetes por el Día del Niño se medirá recién entre mañana y el sábado, referentes del sector pronostican que no serían superadoras y que hasta se observarían caídas en relación con el mismo período del año anterior. Este comportamiento se contrapondría a los crecimientos constantes registrados durante cuatro años consecutivos desde el 2003. El consumidor gastará menos o igual que el año pasado, es decir, el nivel de tickets de compra se mantendrá, según coinciden las fuentes consultadas por Comercio y Justicia. Para contrarrestar y ganar mercado, algunos jugadores proponen un abanico más completo de productos y una gran variedad de precios.
“El nivel de ventas en general es chato y no hay buen clima ni grandes expectativas para el próximo Día del Niño”, dijo Mario Campise, presidente de la Cámara de Comercio de Córdoba.

La crisis derivada del conflicto con el campo, la inflación que en el rubro juguetes oscila entre el 25 y el 30% en relación con el Día del Niño del 2007 y el recorte de plazos de financiación por parte de las tarjetas de crédito, son los principales factores que transforman al consumidor en “cauteloso” y provocan una disminución en sus gastos . Para el vicepresidente de Mar-Plast, Alberto Stekelberg, las ventas estarán hasta un 10% por debajo del año pasado. “Para paliar ese pronóstico, salimos con campañas como el que compra la marca San Remo o Fiorella llena un cupón y entra a un sorteo de una consola de videojuegos Nintendo”, explicó. Además, añadió que la fábrica lanzó al mercado dos productos nuevos con precios accesibles y promedios de $50 al público. Entre ellos se encuentran: tabla de planchar, escudo con espada medieval, línea nueva de valijas, juego de limpieza y un pentatlón: juego que incluye cinco actividades.

Por su parte, la gerente de Marketing de Ferniplast, Felicitas Moreno, estimó un incremento real de ventas de entre un 10 y un 15%, impulsada por el aumento de la cantidad de clientes, pero no de la cantidad de tickets de compras. “Aunque las ventas siguen en alza, notamos una desaceleración del crecimiento respecto a otros años que tiene que ver con que la gente gasta menos o igual debido al corte de financiamiento en las tarjetas de crédito”, señaló la gerente. Para contrarrestar esta tendencia -explicó- Ferniplast presentó en esta temporada entre 200 y 300 nuevos productos y una variedad de precios. “Hay juguetes desde ocho hasta 700 pesos, como una camioneta a control remoto”, especificó.

Elección del consumidor

Según Moreno, la demanda del consumidor es muy variada y mezclada. Abunda la compra de las barbies, los bebotes mecanizados y las pistas de autos. También los juguetes importados están siendo bien vistos, en tanto, “de buena calidad, son sustitutos a menor precio”.
Stekelberg indicó que el consumidor prefiere los productos nuevos, los que en el mercado argentino “responden a una calidad media”. No obstante, indicó que se acentúa la tendencia de comprar juguetes en una franja de precios de entre 20 y 70 pesos. “Cuando sale $200 no lo compra”, aseguró el especialista.

Artículos destacados