Trabajo acepta que gremios pidan mejora mayor de 30%

Los principales gremios, que engloban unos tres millones de trabajadores, están demandando un piso que supera ampliamente el tope sugerido por la CGT.

Varios sindicatos están reclamando subas salariales de 40% en diversas paritarias, cuyas negociaciones deberán concluir esta semana.

Ayer, el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, dio a entender que un grupo de gremios negociará aumentos salariales diferentes al acordado por el líder de la CGT, Hugo Moyano. Este dirigente firmó por 24 por ciento y algunos beneficios extras, que elevan levemente esa cifra.

Respecto de los números que se están cerrando en paritarias, Tomada dijo: “La negociación colectiva no es un decreto que establece un aumento para todos uniforme”. “La virtud de esa negociación es que da respuestas a la situación de cada una de las actividades. Está muy claro que no es lo mismo la negociación de los bancarios que la de textiles o el transporte. Son distintos atrasos salariales, con lo cual vamos a ir viendo cada una de las paritarias que van cerrando”, sostuvo.

Por otra parte, el titular de la cartera laboral afirmó que la relación entre el Gobierno Nacional y la Confederación General del Trabajo (CGT) es “excelente”, según informó este lunes la sala de prensa de la Presidencia. “Es como debe ser entre un secretario general de la CGT y un Gobierno que ha dado respuestas y sigue dándolas a los distintos planteos y preocupaciones de los trabajadores”.

En declaraciones radiales, el ministro consideró que ese vínculo se debe a que “éste es el primer gobierno democrático que ha puesto en marcha las paritarias y no las ha suspendido”.

Los gremios más importantes del país que comenzarán a definir las paritarias, sin el tope aceptado por Hugo Moyano, para el sindicato de Camioneros, son la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), los Bancarios, el sindicato de Empleados de Comercio, los Gastronómicos y los trabajadores del sector Alimentos.

En las negociaciones que están realizando la UOM y gastronómicos, el ministerio de Trabajo tuvo que dictar la conciliación obligatoria, mientras que los bancarios y trabajadores de Comercio advirtieron que realizarán movilizaciones y tomarán medidas de fuerza si los empresarios insisten con otorgar la suba acordada por Moyano para el sindicato de Camioneros.

Al mismo tiempo, en un plenario de la Asociación Bancaria se autorizó a los dirigentes que reemplazan a Juan José Zanola, Secretario General del Gremio, a dictar medidas de fuerza si no avanzan las negociaciones.

Los empleados bancarios reclaman elevar el salario mínimo del sector en 40 por ciento y en 35 por ciento en promedio para el resto de las categorías. El gremio rechazó, además, una primera oferta de los empresarios del sector, que consistía en otorgar un incremento salarial de 25 por ciento en tres cuotas.

Por su parte, la UOM está acatando una conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo, luego de que anunciaran un paro para esta semana. En ese sentido, los trabajadores se mantienen en su reclamo de un aumento de 35 por ciento y elevar el salario mínimo del sector a 4.000 pesos.

Siderar, Aluar y Acindar aceptarían el pedido de los trabajadores. Pero, las pequeñas y medianas metalúrgicas, las fábricas de herramientas, electrodomésticos y maquinaria no estarían dispuestas a otorgar ese incremento, porque les impediría continuar con el negocio.

Por otro lado, Armando Cavalieri, titular del sindicato de Empleados de Comercio buscaría llevar el salario mínimo del sector a 4 mil pesos, lo que representaría una suba de 40 por ciento. El sindicalista pediría, a su vez, una actualización de los pagos por horas extras y trabajo los fines de semana.

Las paritarias que comenzarán a cerrarse esta semana abarcan a tres millones de trabajadores.

Artículos destacados