Terminales apuntan a sector medio-alto

Las estimaciones de ventas finales de autos 0 km para 2009 no serán tan malas como se proyectaba a inicios de año: alrededor de 500.000 unidades nuevas en la calle.
Responsable de la mejora es la exportación de las terminales locales a Brasil y cierta reactivación de los planes para los consumidores de clase media para arriba. En los primeros siete meses, la caída de la comercialización fue de 18%, según cifras de la Asociación de Concesionarios de la República Argentina (Acara).
La performance es favorable si se tiene en cuenta que el peso de la crisis lo soportó la industria automotriz, con caídas superires al resto de los bienes de consumo durables, como casas o electrodomésticos. También influye que se viene del mejor año de la historia del sector.

Sector medio y alto

Las financieras que operan con las fábricas recuperaron el apoyo financiero de los bancos, pero prefieren incentivar el consumo de los autos medianos. Las mayores bonificaciones se dan en este segmento, donde Volkswagen otorga $10.000 de descuento para su modelo Gol Power.
Renault, para el Koleos, aplica también una bonificación para un auto de un valor superior a los $100.000 con una tasa nominal anual de 6,95%.
Las operaciones se concretan con anticipos que oscilan entre los14 mil y los 31 mil pesos, como el caso de Peugeot, lo que hace bajar la cuota mensual que en su valor menor oscila entre los 500 y los 600 pesos. Sumado al fuerte anticipo, las operatorias funcionan para ingresos superiores a 3.000 mil pesos, lo cual cierra la puerta a un amplio sector de la clase media, a pesar de que el costo financiero total, según Fitchs Ratings, empresa especializada en la investigación del sistema, cayó fuertemente este año. En 2009 asciende a 35%, cuando en 2008 trepó a casi 50%.

Fiat Auto Argentina apunta a aumentar el target de clientes. Su plan de ahorro fue líder en 2007 y 2008, cuando 38% de la facturación de la automotriz fue por esta modalidad. El plan funciona sin anticipo, se asegura la entrega a partir de una cuota determinada, que varía según el modelo, y se paga en 84 meses con un interés de 10% en concepto de gastos administrativos. Con esto se incrementó 15% la venta.
Como ejemplo, la operación típica para un coche económico de hoy es el de nuevo Gol Power de VW . El costo del vehículo es de $43.290 y el plan financiado exige $27.155 de adelanto y el resto en 48 cuotas de $600. El costo del financiamiento es sólo de 10% y se termina abonando un precio de $55.000, un costo alto para un empleado promedio, si se tienen en cuenta los estudios sobre los porcentajes ideales de un sueldo que se deben dedicar a un auto. Sin el anticipo, para ese plan la remuneración debería sobrepasar los $4.000.

EN ESPERA
El Nano, el auto barato que empezó a fabricar la automotriz india Tata, no encontró interés para producirlo en Argentina. En estudio está la fabricación en Uruguay de un modelo ecónómico chino y Zanella anunció que podría fabricar un coche de 20 mil pesos con un pequeño motor de motocicleta. Este último proyecto aún no encuentra apoyo del Gobierno y el resto de las pr

Artículos destacados