Sierra Pura lanzó su nueva cosecha de aceite de oliva

Gourmet. Los aceites están comenzando a ingresar a comercios especializados en productos gourmet.

El producto es originario del Valle de Traslasierra, provincia de Córdoba, donde cuentan con 42 hectáreas y más de 12.500 plantas de olivos al pie de las Sierras de los Comechingones.

Originario del Paraje Corralito del Valle de Traslasierra de la provincia de Córdoba, la firma Sierra Pura lanzó la nueva cosecha de varietales y blends de autor de aceites de oliva. La empresa familiar integrada por la fusión de dos culturas: una parte nativa de las Sierras de Los Comechingones y la otra de origen europeo, nació a principios del siglo XXI y, en 2004, luego de varios viajes por España e Italia con el objetivo de seleccionar las variedades, plantó las primeras cinco de las 42 hectáreas que hoy abarcan la producción total de 12.500 plantas de olivos.

“Dentro de nuestros proyectos se destaca apuntar a la obtención de una denominación de origen del aceite de Arbequina de Traslasierra, una de nuestras principales fortalezas, lo que sería un gran logro. Además, queremos seguir desarrollando nuevas propuestas para el turismo sustentable que viene a nuestra región en busca de experiencias únicas”, destacó Verónica Ortega, presidente de Sierra Pura.

El producto se destaca por ser un aceite de oliva virgen extra con un grado de acidez inferior al 0,3%, que ha obtenido los mayores premios en concursos internacionales en países como Italia, Israel, Estados Unidos y, también, en Argentina.

La nueva línea de productos está integrada por los siguientes varietales: Arbequina, Manzanilla, Picual y Coratina; además de tres blends de autor: suave, medio e intenso. Actualmente, el aceite de oliva virgen extra se comercializa en su local de ventas en la plantación (Paraje Corralito, Pedanía de Luyaba – ruta Prov Nº 14, Km 159.5) o puede adquirirse a través de su página web.

“Recientemente algunos comercios especializados en productos gourmet están incorporando nuestra propuesta”, adelantaron sus dueños.

Condiciones óptimas
Los factores climáticos serranos, el sistema de riego por goteo de agua proveniente de vertientes, la plantación en altura a más de 800 metros sobre el nivel del mar (MSNM), más un sustrato rico en nutrientes, son alguno de los atributos que garantizan un fruto fresco y sano para la elaboración de estos aceites. El método de cosecha manual y la recolección del fruto en su punto óptimo de maduración hacen que se logre un aceite de calidad superior con excelentes cualidades organolépticas de aroma y sabor.

Proceso artesanal
La elaboración del aceite de oliva extra virgen comienza con la recolección manual de las aceitunas, durante el envero, en su punto óptimo de maduración cuando su color cambia de verde a negro, logrando el equilibrio ideal de sabor y aroma.

Los frutos cosechados se almacenan en canastos que son transportados para su pesaje y tratamiento en planta. El método de extracción en frío utilizado por Sierra Pura requiere que la aceituna sea procesada en el mismo día. Una vez centrifugado, el aceite queda listo para ser almacenado temporariamente en tanques de decantación de acero inoxidable. Finalmente, es embotellado en envases de vidrio oscuro para preservar sus cualidades de pureza y sabor.

La empresa ofrece una visita guiada a la plantación que es un paseo obligado cuando uno recorre la zona de Traslasierra. Se trata de una actividad multisensorial que conlleva alrededor de 50 minutos, en la cual se incluye una cata que enseña a conocer diferentes sabores y maridajes. La visita y cata es gratuita para los visitantes.

Artículos destacados