Samsung se pliega a la producción de celulares en Tierra del Fuego

La filial local del gigante coreano Samsung se suma a la producción de teléfonos móviles en Tierra del Fuego, al amparo de la reforma impositiva sancionada en 2009 que beneficia la fabricación de equipos en el distrito patagónico.

De la mano de Brightstar como socio manufacturero local en la ciudad de Río Grande, Samsung comenzará durante el primer trimestre de este año con la fabricación, que totalizará un millón de unidades en todo el año. El objetivo es sustituir hasta 50% de las importaciones.

"Habiendo confirmado la capacidad de satisfacer los altos estándares de calidad requeridos por la multinacional, redefinido la estrategia del negocio de celulares acorde al nuevo escenario impositivo y evaluado los beneficios para sus clientes y consumidores, Samsung decidió dar inicio a la producción local de varios modelos de teléfonos celulares, incluyendo su línea de smartphones", confirmó la firma en un comunicado. Con esta decisión, la compañía apuesta a "mejorar la competitividad de sus precios y reducir el tiempo de entrega de sus modelos clave”, Omnia II (equipado con el sistema operativo Windows Phone, ver foto arriba), Galaxy (con Android) y Jet, todos ellos con procesadores de 800 Mhz.
“En función de los cambios en la estructura impositiva vigentes en la Argentina a partir del 1 de diciembre (fecha desde que rige la reforma impositiva), adecuamos nuestra estrategia de aprovisionamiento con el objetivo de continuar acercando a nuestros clientes los últimos avances tecnológicos en simultáneo con el resto del mundo”, informó Facundo Crosta, vicepresidente de Samsung Electronics Argentina. En 2009, la empresa vendió 2.4 millones de unidades en el país, lo que representa un crecimiento de 30% con respecto a las ventas de 2008.

Artículos destacados