Ribeiro, la elegida para levantar un ecoedificio

PROYECTO. Tendrá 51 departamentos, cien cocheras, locales y nueve oficinas.

La desarrollista resultó adjudicataria para la realización de proyecto arquitectónico, dirección técnica y construcción de una torre financiada por la Caja de Previsión Social para Profesionales de la Salud de la Provincia de Córdoba.

Tras un largo debate acerca de cómo lograr el aprovechamiento positivo de los terrenos de su propiedad, la Caja de Previsión Social para Profesionales de la Salud de la Provincia de Córdoba (CPSPS) ideó un proyecto de inversión inmobiliaria para el cual la empresa cordobesa Jorge Ribeiro Construcciones resultó adjudicataria.

El viernes de la semana pasada, Jorge Ribeiro Construcciones firmó el contrato de adjudicación para la realización de proyecto arquitectónico, dirección técnica y construcción de un edificio financiado por la CPSPS.

La obra se ubicará sobre Av. Pueyrredón 178, con otro frente sobre Vélez Sársfield al 1034. El edificio contará con casi 13.000 m2, será ecosustentable y domótico. Tendrá 51 departamentos, más de 100 cocheras y dos locales, más nueve oficinas en plantas polifuncionales que podrán dedicarse a laboratorios, consultorios y afines al ejercicio de los profesionales de la salud.

Según el contrato de adjudicación, demandará una inversión aproximada de $70 millones y 24 meses de labor. Los trabajos se iniciarán en el transcurso de este mes.

“Durante asambleas de delegados, en la Caja, se planteó la necesidad de cómo lograr el aprovechamiento positivo y seguro de los terrenos de su propiedad ubicados en el sitio antes mencionado y cómo dejar de gastar en ellos y transformarlos en una fuente de recursos tan necesarios”, relató la entidad. “Se trabajó entonces en un proyecto de inversión que permitiera la recuperación en un plazo razonablemente corto y aporte ingresos fluidos”, añadió. El retorno de la inversión se prevé en un plazo de 36 meses y se calcula que la renta anual, en un escenario económico promedio, superaría el millón y medio de pesos mensuales.

Según fundamenta la Caja, invertir en “ladrillos sigue siendo para la mayoría de los analistas especializados, una inversión inmejorable”. Así se desarrolló un proceso formal bajo las normas que indica la legislación y las normativas de construcción vigentes.

La convocatoria para proyectos de diseño y ejecución se publicó en el Boletín Oficial y los pliegos de condiciones, se cargaron en la web de la entidad con acceso abierto público.

Ecosustentable y domótico
La obra tendrá características eco-sustentables, que alientan el ahorro energético y minimiza su impacto sobre el medio ambiente. Recuperación y reciclado de aguas grises, muros vivos, paneles solares para la provisión de energía alternativa y cerramientos externos de baja conductividad, que utilizan la luz, el calor o los vientos del medio ambiente en provecho de optimizar el refrescamiento o calefaccionamiento del hábitat, son algunos de los elementos distintivos. Además, será certificado por las normas Leadership in Energy & Environmental Design (LEED).

Contará con un sistema incorporado de tecnología domótica que permitirá entre otras cosas, la gestión de los artefactos lumínicos LED, generando escenas programables por el usuario, la administración de la luz solar por la apertura remota o automática de los black out de ventanas según un programa previo realizado sobre el recorrido aparente del sol en cada mes y en cada hora y su incidencia en ventanas, tanto de las unidades habitacionales, como de las oficinas y consultorios.

“Estamos realmente honrados por la confianza depositada por la Caja en nuestra compañía para la edificación de una obra de la magnitud, lo que valida nuestra experiencia en el desarrollo de arquitectura sustentable y edificios verdes, procurando el equilibrio entre el valor económico, el desarrollo social y la conciencia medioambiental”, destacó Jorge Ribeiro.

Los fundamentos del proyecto para la entidad

Los recursos de la CPSPS se componen por aportes de los profesionales y la comunidad vinculada, más las rentas de las inversiones permitidas por la ley 8.577, régimen que presenta restricciones, pues se orienta a proteger esos recursos.

El directorio diversifica inversiones entre las opciones que la legislación permite, con mínimo riesgo. Las más comunes en las instituciones similares son los Plazos Fijos, en pesos, que tienen la ventaja de la buena liquidez, pero el rendimiento no cubre la inflación por lo que el capital se va licuando, según relatan desde la Caja.

Un rubro importante son los títulos públicos, generalmente en dólares, que normalmente mantienen o aumentan su valor, en pesos y dólares. También son de liquidez inmediata.

Destacan a su vez, que el gobierno provincial ejerce su contralor por medio de una sindicatura con la cual audita en forma permanente el accionar de la conducción.

“Los importantes beneficios logrados por esta gestión que están plasmados en cada Balance Anual se basan en la administración estratégica de esos recursos y con esta inversión se optimizará el patrimonio y el ingreso de dinero fluido para mejorar los beneficios”, aseguran.

Históricamente, la inversión en inmuebles pasó por distintos criterios de la sindicatura, hasta que la integración de un nuevo profesional en este cargo, desarrolló un nuevo dictamen en favor de esta inversión, considerándola como de riesgo nulo y que habitualmente conserva y aumenta su valor al ritmo de la inflación.

Artículos destacados