Regam mira Vaca Muerta y los países limítrofes

REFERENTES. Guillermo Gastardelli y Juan Kepaptzoglou, los nuevos dueños de Regam, detallaron los nuevos rumbos de la firma.

La firma de Martín Amengual pasó a manos de empresarios cordobeses. Con nuevos proyectos y a pesar de la coyuntura, espera facturar $500 mil millones anuales. Estiman que a principios de 2015 cambiará el escenario nacional.

La compañía cordobesa Regam AMG Construcciones, hasta ahora propiedad de Martín Amengual, pasó a manos de un grupo de empresarios locales liderados por Guillermo Gastardelli, quien diseñó anteriormente el crecimiento de MultiVoice.

Con este impulso, la empresa buscará nuevos horizontes de negocios. Algunas inversiones posibles serán Vaca Muerta y obras públicas en los países limítrofes como Paraguay y Bolivia, según se informó ayer en conferencia de prensa.

“Creemos que, según las estimaciones, se podrán explorar las posibilidades que se abren para la arquitectura con el yacimiento de Vaca Muerta, para el cual –dicen- se necesitará construir prácticamente una nueva ciudad”, dijo Gastardelli a Comercio y Justicia.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

“También tenemos pensado comenzar a trabajar con países limítrofes como Paraguay y Bolivia. Son países donde la obra pública está evolucionando, sobre todo en el caso de Bolivia. Lo que exportaríamos es la trayectoria y la seriedad de la empresa para realizar este tipo de proyectos”, dijo uno de los nuevos dueños de AMG Construcciones.

Según se detalló en la reunión de prensa -de la cual también participó el nuevo socio Juan Kepaptzoglou- las negociaciones para la realización de la operación comenzó en el mes de marzo. “Fue un largo proceso de negociación pero finalmente hemos logrado acordar”, aseguró Gastardelli y difundió que, en el día de ayer, el nuevo grupo de inversores se presentó ante los colaboradores de la constructora.

Actualmente, Regam AMG Construcciones posee un staff permanente de 50 personas, aunque teniendo en cuenta las obras en construcción, se suman en total unos mil puestos de trabajo.

La venta del paquete accionario sólo incluye la constructora, su maquinaria e infraestructura, mientras que quedó excluida la parte desarrollista (Regam Pilay) como así también la desarrollista de urbanizaciones, creadora de Tejas del Sur, Tejas 2, 3 y 4, Barrancas, San Alfonso y Altos del Chateau.

En cuanto a la marca, los nuevos socios informaron que durante el primer tiempo se continuará utilizando el nombre de Regam, aunque la apuesta a futuro es ser reconocida por la razón social AMG Construcciones.

Sobre el volumen de facturación, estiman que será de $500 mil millones anuales.

En obras
Actualmente, la empresa posee obras en marcha por mil millones de pesos. Entre ellos, se destacan el edificio corporativo de Tarjeta Naranja y del Banco de Córdoba. También la construcción de viviendas financiadas bajo la línea ProCreAr en Córdoba, Santiago del Estero, San Francisco, Sunchales y Rafaela. Según estimaciones informadas en la ronda de prensa, el total de viviendas Procrear que está construyendo la firma asciende a 800 ó 900 en las distintas localidades.

“Encontrar una empresa con tanta historia y una realidad como la que hoy tiene Regam con casi mil millones de pesos en obras en ejecución, era lo que estábamos buscando para consolidar el desarrollo de nuestro grupo”, aseguró Gastardelli.

Coyuntura
Cuando se resuelva el conflicto con los holdouts volverán los capitales

Respecto de la situación actual, Gastardelli aseguró en la conferencia que esperan la resolución del problema de los holdouts y la vuelta de capitales extranjeros.

“En el mundo hay capital para inversiones. Cuando se resuelva la situación con los holdouts podrán volver los capitales a una tasa más accesible de entre 7% y 8%”, aseguró el empresario.

El nuevo dueño de AMG Construcciones señaló que el financiamiento actual de la empresa se realiza por reinversión en capital de trabajo, créditos bancarios y capital genuino de los socios, mientras descartó – por ahora- el ingreso al mercado bursátil.
En cuanto a la evolución de los precios de la construcción, los nuevos dueños de la constructora estimaron un incremento de entre 30% y 40% anual para 2014 y también para 2015.

Aún así, la empresa estima que la construcción de obra pública se sostendrá en lo que resta del año y para 2015. “Las contrataciones de este año preelectoral se han mantenido y no hay ninguna señal para que retrocedan en 2015, ya en año electoral”, dijo Gastardelli.

Artículos destacados