Pymes cordobesas se alistan para poner en marcha la TV digital

La industria electrónica de Córdoba, particularmente constituida por empresas pymes, se encuentra “preparada y capacitada” para formar parte del Sistema de Televisión Terrestre Nacional.

“Las empresas ya han hecho su aporte con 20 años de trayectoria y supropio esfuerzo puesto en la reinversión constante de la capacidad industrial”, señaló a Comercio y Justicia Jorge Berti, presidente de la Cámara de Industrias Informáticas, Electrónicas y de Comunicaciones del Centro de Argentina (Ciiecca), entidad que las nuclea. “Lo único que les hace falta a las empresas es capital de trabajo y en algunos casos, tiempo, porque la fabricación de trasmisores y antenas requiere de un proceso de alta tecnología y complejidad”, comentó Berti.

Además, hay que tener en cuenta que en Argentina no se fabrican componentes electrónicos. Para el caso de un transmisor se necesitan más de 40 mil piezas que, en conjunto, sólo constituyen 40% del valor total del equipamiento. “La importación de componentes requiere planificación y logística, lo que de alguna manera complejiza el proceso”, explicó el empresario, titular de Consulfem.

En una primera etapa, las empresas argentinas deberán fabricar 30 trasmisores y más de 500 mil conversores o set-top box, para que el próximo 30 de marzo de 2010 la nueva TV arranque en el país.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

Las firmas cordobesas Ditel, Consulfem, LIE y Edinec producirán la estructura de antenas y los transmisores. Por otra parte, TRV formará parte del consorcio bonaerense que tendrá a su cargo la producción de los adaptadores que se necesitan para que los aparatos analógicos tomen señal.

Esto es el comienzo. Para abastecer a toda la población del país se necesitan “cientos de trasmisores” y adaptadores para un parque de 7 millones de televisores analógicos.
“Y es un buen inicio. Tengamos en cuenta que en tres meses tenemos que producir la misma cantidad de trasmisores que hemos fabricado en tres años, según la orden oficial anterior”, puntualizó Berti.

Según proyecciones oficiales, la transformación demandará $ 3.500 millones.

Artículos destacados