Propietarios de la zona norte forman asociación civil para integrar consorcio

Desarrollistas y propietarios de terrenos de la zona norte de Córdoba avanzan en las gestiones para constituir la asociación civil con la cual participarán del convenio urbanístico consorciado, un acuerdo de planificación urbana propuesto por la Municipalidad para ordenar y promover el crecimiento de esta zona.
“Pese a que todos estamos muy ocupados ,esperamos en treinta días definir el estatuto de conformación de la asociación”,dijo a Comercio y Justicia Juan Carlos Rabbat, titular de la Universidad Siglo 21, institución que ocupa 36 hectáreas en la región.
La entidad, junto con otras firmas de gran presencia en el lugar, como la desarrollista Vesinm (propietaria de la urbanización Jardín Claret), el Parque Empresarial Aeropuerto -PEA- (sociedad entre Astori, Electroingeniería y otras firmas) y el Grupo Roggio, entre otras, ocupan 500 hectáreas que están comprendidas entre Ricardo Rojas, Los Bulevares, Monseñor Pablo Cabrera y el borde urbano que limita con Villa Allende.

“Como entidad, lo primero que tenemos que encarar junto a la Facultad de Arquitectura y bajo la dirección de la Municipalidad es un estudio técnico para definir la mejor zonificación posible en el marco de un plan a largo plazo”, explicó Rabbat.
La zona está creciendo rápidamente por sus numerosas ventajas: ágiles vías de acceso a la ciudad, cercanía con el Aeropuerto de Córdoba y disponibilidad de terrenos que la convierten en un “pulmón para Córdoba”.
“Entre los empleados que trabajan en la sede de Roggio, los que se concentrarán una vez que se habilite el PEA (que incluirá profesionales del Cluster Córdoba Technology) y el edificio corporativo que tiene en carpeta la UES21. En tres años cinco personas más se vincularán a la zona”, pronosticó el titular de la universidad.
Esto se sumará a las actuales industrias especializadas que ya se radican, que ocupan un 60% de la zona, según especificó Jorge Morini de GGMPU Arquitectos, el profesional que tiene a su cargo la dirección del PEA y el proyecto de la universidad. Sobre seis hectareas dentro del campus, la UES21 anunció la construcción de un edificio corporativo de 50 mil m2 para alojar empresas vinculadas con la tecnología. La concreción del emprendimiento se evaluará a corto plazo, según apuntó Rabbat.

Retoques para analizar

El masterplan deberá tener en cuenta ciertos puntos a la hora de planificar, como por ejemplo la tipología de las viviendas y su ubicación. “Van a coexistir posibles usuarios: entre empleados de fábricas, trabajadores relacionados con la industria del software y ejecutivos o corporativos. Es un lugar ideal para proyectar un uso mixto de unidades residenciales”, opinó el arquitecto.
En función de esto se deberá analizar una respectiva provisión de servicios como gas, cloacas y transporte, así como de infraestructura, con dispensarios y escuelas, entre otras necesidades, según apuntó Morini.
Otra cuestión a integrar serán las conexiones, como la continuidad de la Avenida Spilimbergo, la que junto con Monseñor Pablo Cabrera sería una de las dos vías de entrada a la Circunvalación. También se podría evaluar la adecuación del Boulevard Colón para que desemboque en Los Alemanes, como camino alternativo para el aeropuerto.
Otro resolución deberá reparar en la normativa del uso del suelo, donde hoy rige un patrón r

Artículos destacados