Productores argentinos controlan 55% de la agricultura uruguaya

El llamado a invertir en su país hecho por el presidente José Mujica al asumir el gobierno de Uruguay sorprendió en Argentina, pero no en la vecina orilla del río de la Plata.

Un estudio especializado con datos oficiales señala que de 236 mil hectáreas de campos del Uruguay que tenían productores argentinos, la cifra se elevó a 1.331.000 el año pasado.

La expansión ha provocado una polémica entre los propios uruguayos, con voces a favor y en contra. Según una investigación realizada en el sitio iProfesional.com, un ex directivo de la Federación Rural del Uruguay e importante productor agropecuario, destacó que esta avanzada “es preocupante. En nuestro propio país nosotros manejamos apenas un tercio de la producción. Qué paradójico. A veces estar en un país con reglas de juego claras puede tener su lado negativo”.

En la vereda del frente, Leandro Gómez Vásquez, presidente de la Asociación Rural de Uruguay (ARU), aseguró que “las empresas serias que vienen de la Argentina contratan ingenieros, invierten en tecnología y esto es lo que permite que siga avanzando la frontera agrícola”.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

Razones de la colonización
Los rindes de los campos uruguayos son menores que los de Argentina, pero se compensa con creces la ausencia de retenciones y la postura de todo el arco político que no está en sus planes la aplicación. Con capital fresco disponible y todo el know how logrado a nivel doméstico, pooles de siembra, empresarios particulares y hasta pequeños productores cruzaron el charco y prácticamente “borraron” las fronteras virtuales entre ambas economías.

Desde sus oficinas en Montevideo, Eduardo Blasina, director de Blasina & Tardáguila, una de las principales consultoras en agrobusiness, confirmó que productores uruguayos hoy trabajan apenas 35 de cada 100 hectáreas. Antes, habían llegado a Uruguay agricultores brasileños que controlan cerca de 20 por ciento de los campos, pero que cultivan arroz desde hace décadas. Los argentinos llegaron para producir soja y en menor medida maíz y trigo.

Entre los argentinos figuran pequeños productores y grandes grupos como Los Grobo, con fuertes intereses en la provincia de Córdoba y uno de los principales “sojeros” del país.
También está El Tejar, compañía que este año espera obtener unas 750.000 toneladas de soja, convirtiéndose en uno de los jugadores más fuertes de ese territorio.

Sin embargo, desde Montevideo, Sebastián Gutiérrez, socio de Uyinvest Inversiones Sustentables, aseguró que “cada día tenemos inversores más chicos que, por todos los problemas que tienen en la Argentina, cada vez miran más a Uruguay”.

De hecho, la compañía está operando actualmente un pool conformado únicamente por 10 argentinos. “Son ingenieros civiles, médicos, profesionales que reúnen entre 20.000 y 30.000 dólares y no saben qué hacer con su dinero en su país y deciden ponerlo en tierras uruguayas”, explicó Gutiérrez.

Un dato a destacar es que, para 2009, la frontera agrícola uruguaya se amplió hasta 1,6 millones de hectáreas, es decir, que al negocio se incorporaron más de 400 mil desde 2007.

Lo interesante es que, en el mismo período, las tierras trabajadas por argentinos pasaron de poco más de 400.000 a 867.000 hectáreas. En otras palabras, los argentin

Artículos destacados