Presión al IPC: acopiadores sugieren no vender trigo

Los productores que se encuentran cosechando trigo con buenas aptitudes panaderas y tengan capacidad financiera, deberían en lo posible esperar hasta febrero-marzo de 2010 para comercializar su producto. La recomendación parte de analistas de mercados granarios consultados por Infocampo y la transcribe en su sitio web la Sociedad de Acopiadores de Granos de Córdoba.

Según la nota, hacia fines del tercer trimestre de 2010 Brasil comenzará a importar cantidades crecientes del cereal y en ese momento podría haber una mayor competencia entre exportadores y molinos locales. “Sería conveniente aguardar unos meses hasta que se produzca la posibilidad de una pulseada entre exportadores y molinos locales; es probable que en ese momento se obtengan mejores valores”, comentó Enrique Erize, vicepresidente de la consultora Nóvitas.

“En el mercado argentino de trigo se hizo todo al revés: se cerró el registro de exportaciones en el momento en que Brasil necesitaba comprar y ahora se lo ha abierto cuando los brasileños están prácticamente retirados” del mercado, explicó Erize. “Por una necesidad de caja del gobierno nacional se está malvendiendo el trigo en el momento menos conveniente”, añadió. En las regiones trigueras brasileñas la cosecha de trigo se realiza entre los meses de agosto y septiembre. En el ciclo 2009/10 el organismo oficial Conab prevé una producción local de trigo de 5,09 millones de toneladas con una necesidad de importación de 5,45 millones de toneladas. Si bien en estas semanas ya comenzaron los embarques de trigo argentino 2009/10 con destino a Brasil, la mayor parte de las ventas del cereal al vecino país se harán a partir de febrero del año que viene. “Aquellos productores que puedan retener el trigo es conveniente que lo hagan; el problema es que no hay muchos que tengan suficiente holgura financiera para poder hacerlo”, afirmó a Infocampo.com.ar Teodoro Zorraquín, codirector de la consultora Z&M Asociados.

“Este año las ventas de trigo se van a realizar de manera más lenta que en otras campañas”, dijo el analista. “De todas maneras, en un mercado intervenido y anormal, las recomendaciones tienen poca validez, porque hay más probabilidades de que ocurran imprevistos (por factores políticos)”, añadió. Meses atrás los exportadores tomaron posiciones en trigo para llegar a la cosecha sin necesidad de recurrir al mercado para abastecerse del grano. Los resultados de ello están a la vista: comenzó la cosecha y el cereal no tiene precio de referencia (“pizarra”).

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

Artículos destacados