Pese al contexto, multinacionales se disputan el mercado de camiones

Las ventas en el país cayeron más de 40% por la recesión y su impacto en la construcción y la industria. Sin embargo, Iveco -cumplió 50 años en 2019-, Volvo y Toyota libran una intensa batalla  entre sus marcas

A pesar de la caída en ventas propiciada por la larga recesión y el profundo derrumbe de la actividad de la industria y la construcción, el mercado de camiones en Argentina vive desde 2017 una fuerte batalla entre marcas, que motiva la llegada de inversiones desde distintos centros mundiales de decisión.

Mientras Iveco celebraba en 2019 los 50 años de fabricación en el país y el liderazgo en el segmento de camiones de más de 16 toneladas, la multinacional Toyota anunciaba la llegada de sus vehículos pesados al país, los suecos de Volvo acaban de anunciar inversiones millonarias para captar más segmentos de un mercado que de la mano de lo que se prevé una cosecha importante y con la prometida reactivación industrial y constructiva, se prepara para más ventas.

“El año pasado conmemoramos medio siglo de producción ininterrumpida y comenzamos este año con otro gran logro que construimos entre todos. Esta década de liderazgo en el segmento de más de 16 toneladas representa un resultado esperado por todos, producto de un gran esfuerzo por parte de la marca y su amplia red de concesionarios. Continuaremos trabajando para satisfacer las necesidades de nuestros clientes con la calidad y el compromiso de siempre”, afirmó Francisco Spasaro, director Comercial de Iveco Argentina.

Hace diez años que los italianos del grupo CNH lideran el mercado de camiones con capacidad de transportar más de 16 toneladas. El Tector fue el modelo destacado en la década, siendo la familia de camiones más vendida en el mercado argentino, reconocida por los transportistas por su confiabilidad y bajos costos operativos.

“La preferencia de los transportistas argentinos es un gran reconocimiento y lo tomamos como una gran responsabilidad que nos obliga a seguir superándonos año a año. Iveco se posiciona como una marca confiable con una amplia red de concesionarios que buscan la excelencia en todos los servicios, brindándole una experiencia personalizada a cada cliente que confía en nuestros productos”, señaló a la prensa especializada Matías Casey, gerente Comercial de la firma.

 

Los suecos

Por su parte, Volvo continúa avanzando en forma sostenida en América Latina, consolidando su liderazgo en el transporte de carga. En Argentina, la marca logró alcanzar 15,7% de participación de mercado, lo que implicó un crecimiento de 46% en comparación con el año anterior, y finalizó 2019 siendo número 1 en camiones pesados con un 32,4% de market share y primera en bitrenes con 68,5% de participación.

Cabe destacar que la compañía sueca estará invirtiendo en la región 240 millones de dólares en el período de 2020 a 2023, principalmente para investigación y desarrollo de nuevos productos y servicios, así como también mejoras en los procesos industriales y de gestión. Mientras la compañía lideró ventas en vehículos de carga de más de 330 CV en Argentina, Volvo recuperó el liderazgo en camiones pesados en Brasil y alcanzó así la segunda posición de mayor mercado Volvo en todo el mundo.

El crecimiento de la marca sueca está relacionado con “las inversiones que realiza en su red de concesionarios en vista de ofrecer un servicio de excelencia, así como la apuesta a nuevas tecnologías y servicios que contribuyen a reducir el costo de operación de sus clientes”, comunicó la empresa.

Los resultados fueron contundentes en la región. En Argentina, pese a la caída del mercado, la marca logró mantener el crecimiento sostenido de los últimos cinco años alcanzando casi 16 puntos de participación de mercado, lo que implicó un crecimiento cercano al 50% respecto al año anterior.

Por su parte en Brasil, Volvo entregó el año pasado 14.505 unidades, casi 59% más que el año anterior, con un market share de 28% en ese segmento. Las ventas de semipesados crecieron 55,5%, muy por encima del promedio del 30% del mercado. En este segmento, Volvo patentó 2.339 camiones en el gigante vecino.

La compañía también tuvo un buen desempeño en Perú (1.292 camiones), donde ha sido líder absoluto en vehículos pesados durante varios años. Algo similar sucedió en Chile, donde Volvo logró patentar 1.182 camiones en 2019. En la suma de todos los países latinoamericanos, Volvo entregó 20,665 unidades.

“Latinoamérica sigue siendo muy importante para Volvo. Aumentamos las entregas y logramos el liderazgo en el segmento de camiones pesados. Los resultados que tuvimos en 2019 nos da la confianza para iniciar un nuevo ciclo de inversión para los próximos años”, señala Wilson Lirmann, presidente del Grupo Volvo para América Latina. El Grupo Volvo estará renovando sus inversiones en la región. Serán de 240 millones de dólares en el período entre 2020 a 2023, principalmente para investigación y desarrollo de nuevos productos y servicios, así como también mejoras en los procesos industriales y de gestión.

 

Artículos destacados