Pese a la falta de stock, venta de calefactores subió 20%

La calefacción eléctrica concentra 60% de las unidades vendidas. Por las restricciones a la importación, la industria nacional se lleva la mayor parte, aunque con menor cantidad de mercadería y variedad.

La llegada anticipada de los fríos y las bajas temperaturas catalizaron las ventas de equipos destinados a calefaccionar los ambientes, a punto tal que los comerciantes del rubro adelantan que al término de la temporada habrán vendido, en promedio, 20% más de unidades que en el período anterior.

El alza está traccionada por la venta de equipamientos de calefacción eléctrica que representa 60% de las unidades vendidas, con un aumento real de 25% con relación al año anterior.

En este subrubro, la demanda supera la oferta, afectada por el faltante de stock y surtido. “Al ser un negocio estacional, los comerciantes no pueden esperar a que se destrabe la mercadería frenada por las licencias no automáticas, por lo que directamente deciden no pedir determinados productos”, explica a Comercio y Justicia Horacio Gavillón, director institucional de la Cámara de Comercio de Electrodomésticos y Afines de Córdoba.

Así, hay calefactores de mica, ciertos modelos de caloventores o calefacciones circulares que no se están vendiendo. Según Gavillón, hoy se comercializa un poco más de la mitad de los modelos que se exponían antes de la regulación impuesta por el Gobierno.

Los productos nacionales concentran la mayor parte de la venta, aunque no disponen del mismo surtido ni calidad que las propuestas extranjeras. “En este momento la industria nacional está muy por detrás del ritmo del crecimiento de la demanda, siendo incapaz de sustituir la importación, y si bien se han anunciado montajes de nuevas líneas de producción, su concreción es a largo plazo por lo que hoy  no resuelve la problemática ”, indica.

Precios
Los calefactores a cuarzo, halógenas, caloventores o paneles de mica aportan 60% de las ventas en unidades, ya que son más económicos y no requieren de instalación. En estos productos la variación de precios con respecto a la temporada pasada fue en promedio de 20%. Por las restricciones a la importación y de los valores de referencia establecidos por la Secretaría de Comercio Interior, los precios de los productos importados llegaron a trepar hasta 40%.

Los precios de la línea de calefacción eléctrica parten de $ 60 – una estufa a cuarzo- hasta $ 480, por ejemplo, un caloventor muy sofisticado.

Calor a gas
El subrubro de la calefacción a gas, que representa 65% de la facturación del sector general, no está afectado por las restricciones a la importación ya que la mayor parte es de producción nacional. Con relación al año anterior, se han vendido entre 15 y 20% más de unidades, con alzas de precios que rondan entre 5% y 12%.

“Hoy este tipo de productos presenta algunos inconvenientes por falta de componentes, como los robinetes, cuya importación se ve trabada y existe sólo una fábrica nacional que los produce”, apunta Gavillón.

En esta línea, los valores de los calefactores van desde $400 – por ejemplo un calefactor de 3.000 calorías sin salida- hasta $2.000, un equipo de 5.000 calorías tiro balanceado.

Los datos fueron sondeados por la entidad sobre la base de un cartera de 125 socios, con 210 bocas de expendio en la provincia.

Artículos destacados