«No se restringirá en magnitud el consumo de indumentaria»

Empresas nacionales de todos los rubros se muestran cautelosas ante la crisis financiera mundial y “abren el paraguas” mediante la gestación de planes alternativos de producción y ventas.
Juan José Bertolino, propietario de la firma textil Pato Pampa, un referente del rubro en Córdoba, relativizó los comentarios sobre el impacto de la crisis y describió sus estrategias. “El consumo se va a restringir pero no creo que vaya a ser de gran magnitud como anticipan los economistas”, dijo a este diario. En cuanto a los planes de acción aseguró: “Vamos a trabajar más, aumentaremos nuestra cartera de clientes y la cantidad de locales exclusivos”.

A su vez, indicó que un contexto de crisis el mercado abre otras oportunidades. La empresa, al igual que la mayoría de las firmas del rubro, compra la materia prima a Brasil y países de Oriente. “La devaluación (en Brasil) y la crisis bajarán los costos de los materiales, con lo cual puedo anticipar que la temporada de invierno entrante no sufrirá el efecto inflacionario que nos ataca durante estos últimos años”, explicó el empresario.
Así, predijo que los precios de las prendas en 2009 se mantendrán estables en relación con este año y no tendrán un impacto de cerca de 20% como se ha registrado entre el 2007 y el corriente ciclo. “Al no haber inflación el mostrador dará margen de ganancias”, dijo Bertolino.

30 locales exclusivos

Recordó que en lo que va del año han abierto nueve locales exclusivos bajo el sistema de franquicias en distintas provincias del país, y que continuará con su plan de expansión que sumará cuatro bocas más en lo que resta de 2008.
“Cumpliremos con el objetivo de totalizar 30 locales este año, distribuidos en 22 provincias argentinas”, precisó el directivo de la firma. En la ciudad de Córdoba, Pato Pampa cuenta con presencia en el Dinosaurio Moll, en el shopping Patio Olmos y en el Paseo Rivera Indarte, de Libertad.
Además, la marca se comercializa en 166 comercios multimarcas. El estilo “urbano casual” que caracteriza la vestimenta de la marca se dirige a un público masculino de entre 25 y 50 años, de nivel económico medio y alto.
Sus más de 800 artículos se producen en diversos talleres exclusivos, mientras que el diseño, la logística, el marketing y la administración de Pato Pampa se nuclea en la sede de la empresa, sita en Villa María.

Artículos destacados