Medio millón de vehículos deberá pasar por la ITV

El parque de automotores empadronados alcanza 400 mil coches, de diversos tipos, a los que se suman 150 mil motocicletas.

La remodelación de las plantas de Inspección Técnica Vehicular (ITV), y la incorporación de tecnologías de última generación para verificar los automotores ofertó el grupo SGS para adjudicarse las concesiones del servicio licitadas. SGS agrupa las tres plantas que funcionan en Córdoba Capital y cuya adjudicación deberá resolverse en los próximos días.

El explosivo crecimiento del parque automotor en todo el país se reflejó también en esta ciudad, que registra cuatrocientas mil unidades de autos (entre particulares, taxis, remises y transporte público de colectivos), a lo que se suman unas ciento cincuenta mil motocicletas. A partir de los próximos meses estos vehículos también deberán pasar por el control de ITV.

Esta nueva exigencia -control de las motocicletas- junto con la modernización tecnológica, capacitación de personal y la ampliación de servicios, está contemplada en los pliegos de la  licitación. Las propuestas presentadas corresponden a las empresas que ya prestan el servicio desde 1995. Córdoba fue la primera ciudad en iniciar en el país el control mecánico de los rodados. El servicio está hoy implementado en casi todas las jurisdicciones. La ITV de Córdoba sigue la línea de los gobiernos nacional, provincial y municipal), en orden de implementar mayores medidas de seguridad y prevención que permitan reducir los índices de siniestralidad.

Córdoba Capital, como pionera del control técnico de los rodados, logró  que el nivel de accidentología dentro del ejido urbano bajara a índices ínfimos, ya que la falla mecánica prácticamente hoy no existe. Es por ello que el pliego incorpora el rubro de capacitación y difusión de las medidas de seguridad, debido a que el factor humano se convirtió en la principal causa de los accidente.

El caso opuesto lo representan las motos, por lo cual empezará a regir en la ciudad la obligatoriedad del control de estos vehículos.

Contaminación
La incorporación de tecnología se refiere también al logro de un diagnóstico más preciso de las emisiones de gases contaminantes de los coches para prevenir daños al medio ambiente. Este capitulo se aplicará especialmente en la fiscalización de los vehículos de transporte urbano.

El nuevo sistema contempla que con una tarifa única y sólo una vez al año, se debe realizar el ITV.

Este control habilitará a los usuarios a realizar sin cargo todas las consultas mecánicas que se requieran.

Asimismo, será obligatorio realizar una nueva inspección técnica a los vehículos que hayan sido reparados después de sufrir un choque o accidente vial. La nueva concesión será por un período de 10 años en las tres plantas locales. Las empresas han solicitado que se aumente el costo de las tarifas para garantizar la rentabilidad del negocio. También un incremento de los montos de las multas por infracciones, a quienes circulan sin el control ITV, que subirían cincuenta por ciento a partir de la próxima concesión.

Artículos destacados