Mayor autopartista del interior duplica una planta

La empresa radicada en Almafuerte proyecta construir una tercer fábrica, similar a la inaugurada el año pasado en el parque industrial de Los Cóndores y en el mismo lugar.

Sánchez y Piccioni, una de las mayores empresas metalúrgicas del país del rubro fundición de componentes automotores construirá su tercera planta en la provincia.

El emprendimiento se ubicará a 15 kilómetros de la sede central de la firma en Almafuerte, en el parque industrial de Los Cóndores. Allí, en junio del año pasado Sánchez y Piccioni inauguró su segunda fábrica del rubro fundición y ahora va por la tercera, un emprendimiento que se levantará en espejo de la segunda. Con ello proyecta duplicar la producción actual en esa localidad.

“La empresa se encuentra trabajando en el financiamiento externo de la nueva fábrica, ya que la anterior se construyó con fondos propios”, señaló a Comercio y Justicia Adrián Merlo, contador de la firma y gerente de Recursos Humanos. El directivo dijo que probablemente el financiamiento provendrá del Fondo del Bicentenario, que administra el Gobierno nacional.

Merlo calificó como muy promisorias las perspectivas de la industria autopartista, debido al cierre de los cupos de importación de las terminales que deben equilibrar su balanza con exportaciones. También las restricciones impuestas a las compras desde China favorecen en general a la producción metalúrgica. “En particular Sánchez y Piccioni ha cerrado nuevos contratos de provisión con terminales nacionales para 2012. Con la nueva planta aumentaremos nuestra producción en 25 por ciento y llegaremos a mil toneladas mensuales de componentes”, señaló el directivo.

La capacidad instalada era de poco más de 600 toneladas brutas mensuales, con las dos líneas de producción en Almafuerte y la planta Dos de Los Condores.

Auge automotor
Apalancada por Brasil y el aumento del consumo interno, la industria autopartista realiza en forma acelerada nuevas inversiones e incorpora tecnología para atender el fuerte crecimiento de la demanda.

En su origen, la industria Sánchez y Piccioni estuvo asentada en avenida Santa Ana al 3500 de la ciudad de Córdoba.

A principios de 1994 funciona en su actual emplazamiento de Almafuerte. Se dedica principalmente a la fabricación de conjuntos para frenos, placas de embrague, soportes para motor y piezas de aleación de acero para motores y elementos hidráulicos. Provee a diversas automotrices nacionales, entre ellas Fiat, Mercedes Benz y Scania. Para otras compañías fabrica piezas de fundición, oleohidráulicas, para la industria química, morcetería para redes eléctricas y matrices para la fabricación de vidrio. La firma produce también piezas para la fabricación de maquinaria agrícola, sector que estaba deprimido y que empieza a reactivarse nuevamente.

Sánchez & Piccioni tiene 210 trabajadores que trabajan en Almafuerte y Los Condores. En su nueva planta proyectas incorporar a cuarenta más.

Mercado de exportación
La empresa destina 12 por ciento de la producción de piezas a la exportación. Realiza envíos regulares a Brasil y Chile, para el mercado de reposición y también para terminales.

Para ello cuenta con laboratorio de ensayo propio y certificaciones de Sistema de Calidad bajo las normas IRAM, ISO E 9001:2000, que alcanzan los procesos de fundición eléctrica de hierro gris, gris aleado, nodular y nodular aleado.

En el rubro fundición produce una amplia gama de piezas de hierro gris, gris aleado y nodular (ferrítico, semi-perlítico y perlítico), de distintos pesos que van de cien gramos a 4.000 kilos de diversas formas y tamaños.

La firma es una de las socias fundadoras de la Cámara de Industriales Metalúrgicos y Componentes de Córdoba (CIMCC).

Artículos destacados