Telecom presentó su tercer reporte anual sobre RSE

La empresa destacó que el informe es una muestra de que considera la Responsabilidad Social Empresaria como una herramienta de mejora continua. El especialista Antonio Vives remarcó los nuevos desafíos de la RSE.

La incompatibilidad entre los intereses de las empresas y las expectativas de la sociedad, las dificultades de generar acciones sustentables y los “prejuicios que afectan a la opinión pública” fueron algunos conceptos analizados por el especialista en RSE Antonio Vives, durante la presentación del Reporte de Responsabilidad Social Empresaria 2009 de Telecom.

Vives, profesor consultor de la Universidad de Stanford (EEUU) en financiamiento de proyectos de infraestructura, hizo hincapié en los desafíos para la RSE, que se relacionan con el escepticismo sobre las empresas. En ese sentido, Vives remarcó concretamente que la responsabilidad de las empresas es hacer dinero y continuar en macha. “Pero ¿el máximo posible? ¿a cualquier costo?, hay maneras y maneras”, afirmó el especialista.

Para Vives, la RSE debe ser una más de las estrategias de la empresa. De un conjunto integrado para mejorar la reputación, mejorar la imagen pública, llevar a cabo un buen manejo de riesgos, ampliar el acceso a los mercados y contribuir al desarrollo económico y social. El consultor remarcó que la RSE debe transitar el camino desde el asistencialismo “hacia la solidaridad, hacia la responsabilidad”.

La conferencia llevada a cabo en la sede central de Telecom en Puerto Madero fue abierta por Enrique Garrido, presidente de la empresa, quien destacó el protagonismo de la compañía en la evolución económica y social de la Argentina de los últimos 20 años: “Es nuestro compromiso comprender y satisfacer las expectativas de los grupos de interés con los que nos relacionamos”. Además,  afirmó: “Deseamos internalizar la RSE en la cultura, operación y gestión de la compañía”.

En este reporte, correspondiente al año 2009, la compañía remarcó el aumento en la cantidad y profundidad de contenidos, alcanzando 70 % del Global Reporting Initiative (GRI), metodología mundialmente aceptada para cuantificar la gestión social y ambiental de las organizaciones; y 83% de indicadores de medición específica para la industria de las telecomunicaciones.

Artículos destacados