Predicen año clave para el futuro de la publicidad móvil

A continuación se enumera una serie de tendencias vinculadas con al uso de smartphones, tablets y acceso a Internet móvil para el desarrollo de avisos y acciones promocionales.

El año pasado estuvo signado por rápidos avances y grandes cambios en la industria de la publicidad móvil. Es notable cómo los smpartphones, las tablets y el acceso a Internet móvil se convierte cada vez más en un medio prioritario entre los consumidores, así como los departamentos de marketing y anunciantes incrementan el gasto y empiezan a priorizar el móvil.

En este marco, 2012 se presenta como un año clave en el desarrollo de esta industria, a partir del cual es posible determinar algunas tendencias, tanto en términos de tecnología como en parámetros que serán clave para dar forma al futuro de la publicidad móvil. A partir de un informe elevado por el sitio Puro Marketing, predicen que los siguientes desarrollos se convertirán en temas de actualidad durante el 2012.

El boom de la tablet. El mercado de las tablets es cada vez más accesible. El iPad, el regalo más popular de las navidades de 2011, y el nuevo Kindle Fire sustituirán lentamente los portátiles de bajo rango y netbooks en los próximos doce meses. En el transcurso de 2012 se espera que el parque de tablets llegue a duplicarse.

Contenidos interactivos. El rich media (contenidos interactivos) está emergiendo con fuerza como un elemento de cambio clave para la industria de la publicidad móvil, ya que ofrece al consumidor una experiencia más atractiva e interactiva y facilita mejores oportunidades de estrategias de marca para los anunciantes. Hasta ahora, los anuncios rich media para móviles han sido ofrecidos, en su mayor parte, como una prima o servicio especial a través de un pequeño número de publicidades móviles. En 2012, las redes de publicidad móvil ofrecerán contenidos rich media a escala global, proporcionando a los anunciantes acceso a millones de consumidores, con presupuestos competitivos y a través de otros canales de comunicación.

De publicidad tradicional y digital a móvil. Debido al boom de penetración de los smartphones, el uso de los móviles seguirá aumentando y expandiéndose a nuevas franjas horarias. Como ejemplo cabe destacarse, como una de las utilidades más afianzadas en 2011, la utilización de las tablets o smartphones durante intermedios publicitarios televisivos. Los consumidores utilizan sus dispositivos móviles para navegar o acceder a las aplicaciones de sus tablets o smartphones en lugar de ver los anuncios de la TV.

Así, los presupuestos publicitarios seguirán al consumidor hacia el móvil.

Desaparición gradual de los celulares básicos. Los smartphones son cada vez más accesibles económicamente por lo que los anunciantes y agencias eliminarán paulatinamente los “feature phones” (celulares básicos) de sus planes.

Web móvil vs aplicaciones. Durante 2011 han aparecido indicios cuestionando las aplicaciones como el camino a seguir en el uso del Internet móvil. Durante 2012 es probable que veamos cómo evoluciona este debate.

Servicios de geolocalización. Es probable que se produzca una mayor integración en los canales y plataformas de marketing, que permitirán reforzarse a los servicios de geolocalización y a la publicidad.

Uso creciente de pagos vía móvil. Si bien éste no será el año de la implantación de los pagos vía móvil, muchos agentes de la industria se unirán para lograr avances significativos en el montaje del ecosistema del comercio en el móvil.

Facebook y la publicidad móvil. Facebook ha estado reteniendo de forma incisiva el lanzamiento de la publicidad móvil. Pero con los cerca de mil millones de usuarios on line y unos 300 millones de usuarios accediendo a su red a través de sus móviles, Facebook se convertirá en un agente de cambio clave y en un posible hito para la industria de la publicidad móvil.

Progreso en la estandarización y la privacidad. La publicidad móvil avanza a un ritmo increíblemente rápido en términos de innovación y demanda de mercado, lo que requerirá una mayor estandarización así como marcos legales y políticas impulsadas por los organismos competentes sobre privacidad y datos.

Artículos destacados