En verano creció la demanda por el turismo de salud

También se incrementó la visita de extranjeros, atraídos no tanto por los precios sino por los tratamientos ofrecidos, que no son comunes en el resto de los países latinoamericanos.

A partir de la segunda mitad del año el turismo de salud tuvo un repunte importante que se coronó este verano con altos niveles de ocupación. Así lo aseguró a Comercio y Justicia Andrés Hussey, presidente del Sanatorio Diquecito, en el marco de la celebración de 65 años de la institución ubicada en La Calera.

“En enero tenemos una ocupación plena de 100% y altos niveles de reservas para febrero. El año pasado la ocupación promedio rondó 70%”, remarcó Hussey, quien explicó el incremento de huéspedes con el hecho de que “están más aliviados económicamente y cada vez toman más conciencia del cuidado que merece su salud”.

El centro de salud -referente en el ámbito nacional y pionero en Latinoamérica en el abordaje del sobrepeso y la obesidad- anunció para 2011 la profundización de su estrategia tendiente a proveer sus servicios de salud a turistas-pacientes que se desplazan por fuera de su país en busca de tratamiento- provenientes de países limítrofes y de otras latitudes.

“Es notable el incremento de turismo del extranjero, principalmente de países latinoamericanos donde somos más competitivos, como Chile, Uruguay, Paraguay y algunos de Brasil y Perú”, destacó el directivo .

“Este público viene atraído no tanto por el precio sino porque no hay alternativas similares en sus países de origen y porque sigue habiendo un alto costo de la salud en el hemisferio norte”, agregó.

La creciente demanda de prácticas médicas por parte de extranjeros llevó a la institución a focalizar su estrategia de promoción por fuera de las fronteras del país. En ese marco, participa de las acciones de la Agencia ProCórdoba para la promoción del turismo salud, integrando la mesa de trabajo convocada a tal fin.

“Diquecito encarna un concepto único en el tratamiento de estas afecciones en el subcontinente. Esto ha hecho que nuestra institución se convierta en referente internacional, sobre todo en el tratamiento de cuestiones complejas tales como las dependencias –del alcohol, de medicamentos o de sustancias sintéticas-, y el abordaje del estrés extremo”, aseguró Hussey.

Nuevas áreas
Este año, Diquecito incorporó una nueva área de trabajo destinada a la salud sexual, a cargo del Dr. Gabriel Femopase, que posibilitará a los pacientes -tanto hombres como mujeres- mejorar su calidad de vida sexual, efectuarse controles ginecológicos rutinarios, participar de charlas sobre la temática y hasta someterse a cirugías reconstructivas de órganos genitales.

En cuanto a las áreas de mayor crecimiento a lo largo de 2010, Hussey destacó que se produjo un notorio incremento en la demanda de tratamientos por desintoxicación de sustancias adictivas, como así también de las internaciones por estrés.

Artículos destacados