App de coleccionismo con proyección Mundial

DE COLECCIÓN. El novedoso juego ideado por cordobeses recrea el ritual de las figuritas.

Figgu es una nueva herramienta creada por emprendedores cordobeses que recrea el coleccionismo tradicional de figuritas en formato virtual. La iniciativa se promueve actualmente en Brasil y luego viajará a Chile.

Figgu es una nueva aplicación móvil creada por emprendedores cordobeses con el objetivo de recrear el coleccionismo tradicional de figuritas, pero en formato virtual. Con escala internacional, la iniciativa se está promoviendo en Brasil, para después desembarcar en Chile para participar de la 10ª Edición de Startup Chile, una aceleradora de empresas.

“Durante la Copa América, en 2011, detectamos que el fenómeno del coleccionismo se vivía con fuerza nuevamente. Empezamos a coleccionar con amigos y nos dimos cuenta de que por la edad estábamos un poco fuera del mercado. Así surge la idea de desarrollar un producto digital y hoy estamos enfocados en el desarrollo de esta app, sobre la cual venimos trabajando desde hace ocho meses”, explica Ceferino Lascano cofundador de esta iniciativa junto con Enrique Peltzer y Diego Mercado.

Figgu es una aplicación móvil de coleccionismo, que invita al usuario a jugar, intercambiar y coleccionar figuritas en el mundo virtual. Recientemente, sus creadores lanzaron al mercado su serie estrella: Mundial Brasil 2014, con caricaturas exclusivas de todas las selecciones que participan de la copa.

En la colección del Mundial están todos los equipos que participan, once por cada uno. La excepción es Argentina con doce caricaturas… porque está incluido Carlos Tévez.

También están disponibles dos colecciones más: una con los escudos de los países y otra con caricaturas de monstruos.

La app se puede descargar ingresando a www.figgu.com; allí se encuentran los enlaces a las tiendas.

Una vez que ha sido instalada correctamente, es necesario crear una cuenta para registrarse (también se puede utilizar Facebook), para luego comenzar a coleccionar, jugar e intercambiar figuritas con amigos. Todas las funcionalidades y colecciones de la app son de acceso gratuito.

En las cuentas de Twitter y Facebook de Figgu se comunican códigos promocionales para que el usuario pueda obtener monedas virtuales y comprar más sobres con su colección favorita. Otra manera de hacer crecer la colección es a través de micropagos.

“De este modo, el coleccionismo tradicional de figuritas y los juegos asociados con este hobby de la infancia llegan ahora al mundo virtual. Al igual que en la vida real, es posible divertirse entre amigos, negociando intercambios directamente con ellos. Se trata de un desafío para todas las edades pero ideado especialmente para la generación kidult”, remarcan sus creadores. La comunidad de Figgu se está consolidando en Latinoámerica, pero la ambición de los fundadores es crecer en el mercado norteamericano y europeo.

El juego
El clásico ritual de lanzar la figurita contra la pared se recrea también con esta aplicación. El juego se desarrolla en tiempo real: cada participante tira tres veces y el que mayor puntaje obtiene gana la figurita de su rival. Actualmente es el único disponible, pero se están desarrollando nuevos juegos.

Artículos destacados