Marca de alta moda cierra por el control de las importaciones

Giorgio Armani, una de las tiendas exclusivas de la moda en Argentina cerrará sus puertas por las regulaciones que la obligan a fabricar prendas localmente y restringen las importaciones.
La firma conocida como Emporio Armani cerrará su lujoso local en el barrio La Recoleta, de Buenos Aires, a raíz de trabas impuestas a la importación de ropa. Según señaló el representante de la marca italiana en Argentina, Armani es una licencia que no permite la fabricación local, por tratarse de diseños exclusivos de la alta moda europea.
Rodolfo Gotlib, gerente de la firma Clothing Brands que maneja la marca italiana, dijo que “estamos dentro de un proceso de reorganización de nuestro negocio, dándole más prioridad a la producción nacional”. En ese sentido, agregó que Clothing Brands negocia para que se le permita fabricar en Argentina la línea básica Armani Exchange de la marca italiana.

El cambio significaría una modificación comercial, que la llevaría a abandonar su estructura internacional, por una tienda más de productos locales. Emporio Armani, al igual que otras lujosas marcas de ropa e indumentaria, desembarcó en Argentina en 2001 y logró sortear con éxito la severa crisis económica. “La salida del mercado local no se explica por una baja de las ventas sino por la estrategia de enfocarnos en la producción nacional y el desarrollo de nuestro portafolio de marcas”, afirmó Gotlib. Clothing Brands, controlada por el fondo de inversión Exxel Group, facturó el año pasado 140 millones de dólares por la producción y venta en varios países latinoamericanos de productos de las francesas Lacoste y Cacharel y la argentina Paula Cahen D»Anvers, entre otras marcas.

Desde fines de 2008, en previsión del impacto de la crisis financiera global, Argentina aplica severas medidas contra el “dumping” (comercio desleal) y trabas aduaneras al ingreso de textiles, en especial de países asiáticos, entre otras medidas proteccionistas. El local porteño está de liquidación y vende sus productos con rebaja de hasta 50 por ciento. Igualmente, el precio de un jeans de la marca oscila los $500.

Postura oficial

BNA covid hay que cuidarse

Ante las explicaciones públicas de Armani, el subsecretario de Política y Gestión Comercial, Eduardo Bianchi, aseguró que Argentina aplica licencias no automáticas de importación a sólo 300 productos y que “hace de ellas un uso racional y cuidadoso”. Bianchi respaldó el uso de esta herramienta para administrar el comercio exterior y evitar “perder capacidad productiva en el país”. Según el funcionario del Ministerio de la Producción, Argentina aplica licencias “en su mayoría a productos finales y en algunos casos a insumos”. Por comparación, dijo que Brasil aplica el mismo instrumento a 4.000 productos, casi el 40% del universo del comercio.

Artículos destacados