Mainero consolida la venta de su innovador cabezal

ES EL PRIMER CABEZAL EN EL MUNDO que, por sus características de innovación, determina un nuevo sistema de cosecha de maíz.

Esta empresa de Bell Ville sostiene su comercialización en el mercado interno, África, Norteamérica y países limítrofes. Pese a escasos aumentos de venta y baja rentabilidad del sector, mantiene sus 500 puestos de trabajo y factura $260 millones. Trayectoria y mapa del sector.

Luego del Premio CITA de Oro 2013, que reconoció en el cabezal MDD 100 de Mainero su innovación a escala mundial, esta empresa de maquinaria agrícola con sede en Bell Ville consolidó su comercialización en el mercado interno y su exportación a África, Norteamérica y países limítrofes.

Así lo confirmó a Comercio y Justicia la responsable de Relaciones Institucionales de la empresa, Elizabeth Lambertini. La fábrica que hace 81 años desarrolla en su planta de Bell Ville maquinarias agrícolas recibió el Premio CITA de Oro 2013 a la Innovación Tecnológica por “el primer cabezal que a nivel mundial marca un nuevo sistema de cosecha de maíz”.

El cabezal MDD 100 fue galardonado en St. Joseph, Michigan (EEUU). A su vez, la Sociedad Americana de Ingenieros Agrícolas y Biológicos (Asabe) otorgó a la empresa el premio AE50, por innovación tecnológica y proyecto sustentable. “El modelo permite operar a cualquier distancia entre hileras y en cualquier dirección. Es el primer cabezal en el mundo que por sus características de innovación marca un nuevo sistema de cosecha de maíz “, recordó Lambertini.

Tras su lanzamiento y reconocimiento, la empresa comercializa este producto en el mercado interno, como así también lo exporta a África, Norteamérica y a países limítrofes, según añadió.

La planta
El desarrollo se lleva a cabo en la planta fabril que ocupa más de 33 mil metros cuadrados, sobre un terreno de 30 hectáreas ubicado la ruta nacional Nº 9, en el acceso a la ciudad de Bell Ville.
Mainero tiene distribuidas distintas áreas de producción: la línea forrajera, que comprende varios modelos de máquinas destinadas a posibilitar el forraje necesario para el sector ganadero, tanto lácteo como cárnico, destinado a bonificación, racionamiento y molienda y silaje.

Se encuentra también la línea de cosecha y almacenamiento, que incluye productos emblemáticos de Mainero, como los cabezales para cosecha de maíz y girasol, así como las embolsadoras y extractoras para el ensilaje de granos en silos-bolsa. La firma emplea 500 trabajadores y factura anualmente $260.000.000.

El mapa del “interior del interior”
El sector de la maquinaria agrícola no es ajeno a la problemática del resto del sector industrial, aunque aún se mantienen las fuentes de empleo.

“La inflación y el aumento de los costos industriales nos quita rentabilidad”, precisó Lambertini, al tiempo que añadió que es necesaria “la concreción de la cobranza por el reintegro de los Bonos del 14% de bienes de capital en tiempo y forma”.

Según el mapa esbozado por la especialista, la mayoría de las empresas del sector está ubicada en el interior del interior. “El desarrollo local, regional y la cantidad de puestos de trabajo que genera el sector maquinaria agrícola y agropartes es lo que genera el rubro automotor en la ciudad de Córdoba”, destacó, es decir, más de 6.000 puestos de trabajo -sin tener en cuenta a las autopartistas-. “En su mayoría son empresas familiares que intentan desde hace décadas sortear las crisis y permanecer en Argentina, porque siguen apostando al país”, ratificó.

Así, dijo, “los puestos de trabajo se mantienen hasta la fecha a pesar de ser un año complejo, sin grandes aumentos en las ventas y con menor rentabilidad”. Y concluyó: “Son sectores que han demostrado desarrollo tecnológico y de innovación a nivel mundial; que invierten, generan puestos de trabajo, desarrollan proveedores, nuevas pymes. Son sectores industriales atendibles, que hay que seguir impulsando y otorgándoles perspectivas de crecimiento”.

Innovación que optimiza
Acota las pérdidas en la recolección

La maquinaria es apta para trabajar en cultivos implantados a cualquier distancia entre hileras y en cualquier dirección, sin necesidad de ajustes, distanciamientos o adaptaciones. Cuenta con versiones de 14, 16, 18 y 20 unidades recolectoras a 52,5 cm (7,35 a 10,50 metros de ancho de labor), bolitas (360º) en el tren delantero y eje trasero en tándem, con elásticos y rodados duales (175/65xR14). Presenta un ancho en transporte de 2,29 metros, con una altura máxima de 2,35 metros y un largo general de 7,66 a 10,81 metros, según versiones. “Es una de las últimas innovaciones de la empresa de Bell Ville y presenta un distanciamiento fijo de 525 mm, puede trabajar en múltiples distanciamientos entre líneas o direcciones de avance sin necesidad de ajustes, modificaciones o adaptaciones, manteniendo acotadas las pérdidas de recolección y sin resignar productividad, es decir, velocidad de avance, en una amplia gama de estados y condiciones de cultivos, aun en cultivos caídos”, explicó el ingeniero Marcos Formica, de Mainero.

Artículos destacados