Llega a Córdoba una nueva propuesta para los amantes del vino

Un viaje. Gallará invita a recorrer los sabores de los vinos por medio de una degustación guiada.

Carta de Vinos abrió en el Cerro de las Rosas con un muestrario de sabores que constituyen toda una experiencia para paladares exigentes.

Además de vinoteca y bar de vinos, Carta de Vinos llegó al Cerro de las Rosas para ofrecer un viaje por los sabores de los distintos varietales. La copa parte de $15 y viene acompañada por una mini picada gourmet.

Guillermo Gallará tiene amplia experiencia en el mundo del vino. El sommelier cordobés tiene el título de la Universidad de Barcelona, así como cartas y botellas dedicadas por los grandes enólogos del mundo que están prolijamente exhibidas en el ingreso de su nuevo wine bar. Ubicado sobre la calle Petorutti 2541, en el corazón del Cerro de las Rosas,”Carta de Vinos” es más que una vinoteca y/o un bar de vinos: la propuesta invita a realizar un viaje por los sabores de los distintos varietales.

“La idea es que la gente pueda disfrutar, descubrir, y degustar, desde $15 la copa, vinos de hasta $400 la botella, incluso algunos de hasta $3.000, en su mayoría de alta gama y que no se consiguen en las grandes tiendas”, comentó a Comercio y Justicia Guillermo Gallará, quien junto a su socio Santiago Lobos decidieron lanzar esta iniciativa en el mercado local.

El enólogo también propone a los comensales realizar una experiencia guiada mediante los sabores, durante la cual va recomendando distintos vinos para saborear en copas, sin la necesidad de adquirir la botellas.

La copa viene acompañada por una mini picada con salames, quesos y panes recién horneados.

El local abre de 10 a 14 y de 17:30 en adelante. “Nuestro objetivo es que venga gente a toda hora, y que además de sentarse a degustar un buen vino en compañía, también pueda disfrutar de nuestras variedades de tés en hebras y café que vienen acompañadas por muffins y cookies; cerveza con castaña de cajú; y hasta copas de whisky con chocolate”, comentó Gallará.

Ambiente relajado
El emprendimiento demandó una inversión de aproximadamente $120.000. El salón cuenta con un espacio interno y un deck externo que suman aproximadamente cien metros cuadrados. En el centro se distribuyen ocho mesas con capacidad para 25 personas; en un extremo se exhiben los distintos vinos que están a la venta, y en el otro se encuentra la barra y un sector de whisky y blends de té. También se destaca un proyector y una pantalla donde se suceden de manera ininterrumpida distintos videos, campañas y publicidades sobre vinos y viñedos.

Artículos destacados