Llega a Córdoba pintura ecológica para automóviles

BASF, la compañía química líder a nivel mundial, con la Línea 90 de su marca Glasurit, presentó en Córdoba la primera pintura ecológica para talleres de reparación automotriz bajo el sistema línea base agua, una herramienta totalmente innovadora que desplazó a la pintura tradicional en los países del primer mundo.
Esta tecnología alineada con el medio ambiente y considerada eco-eficiente desembarcó en Argentina en el 2007 de la mano de Glasurit, más precisamente en la provincia de Buenos Aires, donde hoy es utilizada en más de una decena de talleres oficiales de pintura de compañías automotrices como Audi, BMW, Alfa Romeo, Mercedes Benz y Volkswagen, entre otros.

A Córdoba llega a través de Pinturerías Garín, distribuidor oficial de la marca, y de Taller Pidoni que será el primero de la provincia y del interior del país en aplicar este nuevo sistema.
“La ecología es un tema que nos preocupa e interesa a todos, y éste es el primer taller del interior del país montado con este tipo de tecnología”, comentó Marcelo Eguali, gerente de Negocio de Repintura Automotriz de BASF Argentina durante la presentación que se llevó a cabo ayer en el Holiday Inn de Córdoba ante un nutrido público conformado por autoridades de la Secretaría de Ambiente del Gobierno Provincial y Municipal, dueños de talleres, concesionarias, automotrices, distribuidores y directivos de Berta Automotores.
El objetivo a mediano plazo de la empresa es sumar entre cinco y diez talleres en la provincia de Córdoba; también está previsto replicar este lanzamiento en Santa Fe y Mendoza para mediados de este año.

El producto Línea 90 base Agua es importado de Alemania, donde trabajan con esta tecnología desde hace más de diez años. BASF comercializa esta tecnología desde hace más de quince años en Europa, por lo que se convirtió en la empresa con mayor experiencia en el sector.
Actualmente, su marca Glasurit tiene una participación en el mercado europeo de base agua de más de 40%. Allí utilizan pinturas acuosas 75% de la producción de autos alemanes, 30% del resto de Europa y más de 30% de Norteamérica.
“Las pinturas a base de diluyente orgánico cayeron en desuso a partir de septiembre de 2008 en Europa, y en su reemplazo las terminales y los talleres deben usar pintura con base acuosa. En nuestro país el uso de esta tecnología todavía esta en pañales” comentó Eguali.

La pintura al agua Línea 90 de Glasurit posee una cantidad de solventes menor a un 10% por litro de pintura preparada y cumple con todas las normas de exigencias de emisiones de VOC (Componente Orgánicos Volátiles) a nivel mundial. Su aplicación mejora la salud e higiene en el puesto de trabajo por la reducción de emisión de disolventes, y reduce casi un 90% los disolventes frente a las pinturas convencionales, por lo que se obtenienen resultados de óptima calidad.
Los métodos de preparación y dilución, así como la técnica de pulverización, son iguales que los de las pinturas a base solvente, con lo cual no es necesario modificar la forma de trabajo ni realizar grandes inversiones en el taller para su utilización.
También, el precio es similar a la pintura convencional pero es más seguro, ya que utiliza las habituales técnicas de aplicación, y es rápido porque posee un excelente poder de cobertura.

<stron

Artículos destacados