Libus invirtió $410.000 para hacer un casco “revolucionario”

El producto fue desarrollado en el país con policarbonato de alta resistencia y cuenta con certificación de tres normas de calidad.

Libus, fabricante de elementos de protección personal de Sudamérica, presentó su nuevo casco Milenium Pro con Slot, luego de seis meses de investigación y desarrollo. Se trata del último lanzamiento en materia de protección craneana para los trabajadores.
El casco, que implicó una inversión de más de $ 410.000, está desarrollado íntegramente en policarbonato y es el primero y único en su tipo en el país con estas características.
Además del material utilizado, la innovación viene por el soporte frontal (slot) que forma parte de la estructura donde se coloca la lámpara.
Producto de la utilización del policarbonato, se incrementa la resistencia del material a las altas temperaturas, golpes y flexibilidad unido a un bajo peso, que lo convierten en un avance para la calidad de vida de los trabajadores.
El producto está certificado por las siguientes tres normas de calidad: IRAM de Argentina, NBR de Brasil y ANSI de Estados Unidos.

Regional y resistente
En el desarrollo de este elemento de protección intervinieron casi todas las áreas de la empresa (Oficina técnica, Desarrollo de producto, Matricería, Gerencia técnica y Marketing). Cada una de ellas aportó sus capacidades técnicas para sumar al mercado argentino y regional un producto que hasta el momento no se fabricaba en nuestro territorio.
“Este nuevo casco viene a suplir una necesidad fundamental de los trabajadores que debían perforar los cascos. Esto afectaba la integridad estructural del elemento de protección y, por ende, la seguridad de la persona. Este desarrollo nos permite continuar complementando la línea de productos. De esta forma ofrecemos una variada e innovadora línea de protección integral que continúa creciendo con nuevos desarrollos de la empresa”, indicó Lucas Argul, director General de Libus.

La línea de productos de la empresa incluye las siguientes protecciones: facial, auditiva, craneana, ocular, respiratoria y de la piel.
La compañía cuenta con una planta propia de inyección de termoplásticos de última generación. Gracias a su equipo de ingenieros especialistas en desarrollo y su laboratorio de testeos, está a la vanguardia en diseño, ergonomía, confort y confiabilidad.

Artículos destacados