Las metalúrgicas podrán optimizar sus prototipos

Dispondrán de un espacio equipado con tecnología de vanguardia, donde podrán diseñar, digitalizar y construir sus piezas ahorrando costos significativamente.

Las empresas metalúrgicas de Córdoba podrán diseñar y fabricar sus prototipos de productos a muy bajos costos, y con tecnología de vanguardia,  en la Sala de Diseño, Prototipado y Digitalización que se inauguró ayer en el  Centro Tecnológico De Arteaga, ubicado en barrio Empalme.

La iniciativa -impulsada en forma conjunta por la Cámara de Industriales Metalúrgicos y de Componentes de Córdoba (Cimcc), su Fundación para la Investigación y Desarrollo Industrial Argentino( Fideiar) y la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño (FAUD) de  la Universidad Nacional de Córdoba (UNC)- fue ganadora del Programa Córdoba Diseña, convocatoria propuesta por el Ministerio de Ciencia y Tecnología de Córdoba para aplicar diseño e innovación al sector productivo local.

El proyecto contempló una inversión de 500.000 pesos destinada al acondicionamiento de la sala y a la compra y puesta en marcha de equipamientos. “Adquirimos una computadora para diseño asistido, un escáner  3 D y una impresora 3D”, indicó a Comercio y Justicia Ignacio Asis, titular del Centro Tecnológico.

El lugar ofrecerá a las pymes metalúrgicas la posibilidad de diseñar en forma digital y producir sus  prototipos de piezas con tecnología  de vanguardia, aportando una significativa reducción en costos y tiempos.

“La impresora 3D es capaz de fabricar en menos de una hora un prototipo con material ADS (mezcla de polímeros duros). De esta manera se acortan valiosamente los tiempos de producción en un taller, que debe frenar toda su serie para fabricar una sola pieza, poniendo en riesgo su planificación e ingresos”, explicó Asis.

“El achicamiento de estos procesos les permite a las empresas enfocarse en trabajar con la demanda, optimizando su rentabilidad y competitividad”, agregó.

En la actualidad, la mayoría de las firmas autopartistas reproducen los diseños que les solicitan las terminales. Este modelo permitirá a las proveedoras construir sus propias piezas y aportar de esta manera valor agregado a sus productos terminados. “Se podría romper con la unidireccionalidad en las cadenas productivas y hacer bidireccional el intercambio”, apuntó Asis.  Asimismo, esto puede facilitar la inserción de las piezas en los mercados internacionales, a la orden de las exigencias.

Como la iniciativa se desprende de la necesidad de acercar la tecnología y la innovación a las pymes locales y una de sus propulsoras es la Fundación de la Cimcc, no persigue el fin de lucro. De acuerdo con el modelo de gestión, las empresas clientes sólo deberán arcar con los costos que implique el servicio, por caso en materiales y en horas de asesoría.

El centro también contará con el servicio de asesoría para el diseño, al tiempo que brindará seminarios, talleres y cursos de capacitación.

Según estimaciones de los directivos, 60% de las socias directas de la Cámara en algún momento de su proceso de industrialización deben encarar nuevos diseños,  con lo cual, en principio, son más de 210  las firmas que se beneficiarían con este servicio.

Artículos destacados