Lanzarán un mercado integrado de acciones para toda Latinoamérica

Empiezan a perfilarse al menos cinco grandes grupos bursátiles, cuyo objetivo es captar las corrientes inversoras del mundo.

Para los próximos años se empezó a gestar un nuevo encuadre económico que guiará  los negocios:  los mercados bursátiles unidos, por regiones o por sectores  productivos.

A la intergración de la Bolsa de Nuerva York con la de Frankfurt,  la de Toronto y Londres para la actividad minera, la de Australia y Singapur se suma a partir de septiembre el Mercado Integrado Latinoamericano (MILA), que constituirán las bolsas de valores de Lima (BVL) y de Colombia (BVC), y la Bolsa de Comercio de Santiago de Chile.

Según publicó esta semana el diario La República, de Lima, tras la fusión corporativa de los mercados bursátiles peruanos queda pendiente para este mes ultimar ajustes para la adhesión de Chile.

Esta fusión “está avanzando bastante bien en todos sus aspectos” y por lo menos todo el primer semestre de este año estará abocado a este plan. La fusión plantea que hacia el futuro va a haber un mayor alineamiento de estrategias en el aspecto financiero, en el aspecto tecnológico, en el aspecto del desarrollo del mercado”, sostuvo el diario. La BVL dijo que como efecto de esta unión empezarán a cotizar en Perú las seis administradoras de fondos de pensiones (AFP) de Colombia y las cinco de Chile. Asimismo, comunicó que los 260 emisores nacionales tendrán un mercado más grande en el cual transar. También, el número de papeles listados crecerá a 600 y aumentarán los inversionistas institucionales y naturales. Para llegar a un mayor número de empresarios estiman implementar un canal de TV por Internet y seguir utilizando la señal de RPP TV para transmitir información bursátil.

La bolsa de Colombia intenta construir la “masa crítica” de usuarios que se necesitan para respaldar productos como fondos negociables en bolsa, según Juan Pablo Córdoba, su presidente.

La primera combinación internacional de bolsas latinoamericanas comenzará en septiembre, informó la Bolsa de Nueva York. Estados Unidos puede estar interesado en este proyecto, por su defensa de los capitales regionales ante la hegemonía que se proyecta de las bolsas asiáticas.
La combinación inicial de Colombia y Perú creará el cuarto mercado más grande de América Latina después de Brasil, México y Chile, con un valor de US$309.000 millones, según datos compilados por Bloomberg.

Pero los analistas no descartan que si el proyecto se consolida, se irán sumando otros países de América. Para el grupo, pensar en competir con las plazas mexicana y brasileña no parece descabellado, más si se tiene en cuenta que los analistas señalan que el potencial de las bolsas de Bogotá, Lima y Santiago podría generar que sus pares de México o San Pablo se interesen en establecer alianzas para la creación de un mercado único para la región.

Efecto multiplicador
Juan Pablo Córdoba explicó al diario Gestión, de su país, que “el acuerdo potencia la creación de bloques económicos que trascienden las naciones. Por eso, la fusión representa una oportunidad de nuestra industria para aumentar el valor de las compañías mediante eficiencias operativas y el desarrollo de nuevos productos para los mercados”.

El aumento de la valoración de las empresas e industrias de la región tiene una consecuencia inmediata en la elevación del Producto Interno Bruto (PIB) de los respectivos países. De esta manera, por la vía del crecimiento de los negocios, los países ingresan en el camino de abandono del subdesarrollo. Éste fue el objetivo con que se planteó el Mercosur.

En el reciente listado de las personas que tienen un patrimonio mayor de mil millones de dólares, que encabeza el mexicano Carlos Slim, se calculó el monto de las fortunas con base en el aumento de la cotización de las empresas de propiedade de los millonarios.

Un caso emblemático del poder de atracción de capitales que tienen los mercados lo dieron las recientes movidas de las bolsas de Londres y Toronto. Ambas crearán una compañía que valdrá más de US$6.900 millones y se centrará en los negocios de la minería, los metales y las materias primas. Un sector que en Sudamérica capitalizan Chile, Perú y Argentina, como actor reciente.

Datos compilados por la agencia Bloomberg muestran que la creciente competencia de los puntos de encuentro electrónicos y las exigencias de los inversores de reducir los gastos de negociación generaron alrededor de US$100.000 millones en compras entre bolsas globales desde 2000.

Nuevos monstruos

–  La bolsa de mayor peso en el mundo por ingresos y beneficios es la que están por conformar las plazas de Nueva York  y Alemania.

–  La Bolsa de Toronto, que  se ha destacado por su rápida evolución y por ser la cuna de grandes compañías del sector minero y energético, negocia  una alianza con la de Londres.

–  La bolsa de Australia y la de Singapur adelantan un proceso de fusión que con sus actuales balances, ascendería US$7.800 millones.

Artículos destacados