Lanzan la Mercoláctea en un ambiente de mejora sectorial

Dentro de un panorama más favorable, la industria láctea argentina prepara la Mercoláctea 2010, que festejará en San Francisco su décima edición y el Bicentenario de la Patria.
Según los productores, para este año se prevé un crecimiento productivo final de cinco por ciento, pese a la caída del primer bimestre por razones climáticas.
La Mercoláctea, un referente para el sector en América Latina, se desarrollará del 13 al 16 de mayo en la Sociedad Rural de la ciudad del Este cordobés. El evento contará con la participación de reconocidos especialistas para seminarios en la parte técnica y, al mismo tiempo, se constituirá en un espacio para favorecer las oportunidades de negocios e intercambio de conocimientos.

La feria desarrollará los tradicionales Concursos de Queso y de Dulce de Leche, así como el Concurso de Forrajes Conservados. Los dos primeros se cuentan entre los clásicos certámenes de Mercoláctea. Otro de los hitos del encuentro será el II Simposio de Empresarios Lecheros-SEL, donde se debatirá el desarrollo de una visión a largo plazo del sector. En su edición 2009, este segmento contó con más de 200 productores inscriptos.

Mejora de expectativas
Pese a que desde enero dejó de pagarse reintegros al sector, Agustín Pizzichini, presidente de la filial Córdoba de la Federación Agraria, reconoció que hoy se observa una mejora en el sector.

“Las compensaciones ya no existen, pero la industria paga un poco más por la materia prima, han bajado los costos y hay mayor disponibilidad de pastura”, expresó Pizzichini a Comercio y Justicia. “Los números ya cierran. La Federación Agraria estará en San Francisco junto a los tamberos”, señaló el dirigente.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

El optimismo nace pese a un resultado poco halagueño de los dos primeros meses del año. Las industrias lácteas recibieron 15% menos de leche por parte del sector tambero, lo que recortó la producción de las empresas.

Los productores han considerado que la baja del comienzo de año fue coyuntural, debido a las altas temperaturas de enero y las abundantes lluvias de febrero. Esto motivó un faltante de materia prima que ocasionó una caída en la producción.

Según el Centro de la Industria Láctea, 200 millones de litros no llegaron a las plantas, 15 por ciento menos de lo normal. Hoy, el Gobierno está entregando permisos de exportación, pero esta vez, la demanda internacional está “dormida”.

Los valores internacionales de la leche en polvo argentina alcanzaron US$ 5.000 la tonelada antes de la crisis internacional, para caer después a un piso de US$ 1.800. Hoy, esos precios están estabilizados en US$ 3.000. Paralelamente, la industria ya se aseguró un aumento de precios de siete por ciento para los productos masivos como la leche, 14% para los selectos, como ciertas variedades de quesos y 18% para los productos premium.

Con buenas proyecciones comerciales para el año, los tamberos volvieron a reclamar un aumento superior a 20% respecto del $ 1,05 que cobran por litro de leche entregado a la industria, en promedio.

Pese a una mejora de las expectativas, ensombrecidas por la discusión en torno de los costos de producción, la concentración y los márgenes del canal comercial, los tamberos creen que es necesario un ajuste de los precios. Para Guillermo Gianassi, de la Federación Agraria, “la industria está en condiciones de pagar $ 1,30 por litro de leche”. La llamada Mesa Nacional de Productores Lecheros, q

Artículos destacados