La tendencia es evaluar los recursos humanos en materia de comunicación

Aunque la comunicación interna empresarial mejoró en los últimos diez años, todavía es un tema que no se incluye en la agenda ni está alineado con el plan de negocios de la compañía, según destacó a Comercio y Justicia, Alejandra Brandolini, licenciada en Relaciones Públicas y Magister en Comunicación y Educación de la Universidad Autónoma de Barcelona, quien disertará en Córdoba en el 2º Congreso de Management y Recursos Humanos organizado por la UES21.
Brandolini, quien además es miembro de la “International Association of Business Communicators” en Argentina y participa del Consejo Profesional de Relaciones Públicas, se explayó sobre la importancia de la comunicación interna para la productividad y rentabilidad de la empresa.

Según la especialista, hay una tendencia de incluir en la calificación de un empleado su habilidad y compromiso con la comunicación, lo cual trae aparejado la necesidad de ofrecer capacitación en comunicación a todos los sectores de la empresa, tanto los que están vinculados directamente con el público como las áreas duras, como administración, tecnología, etc.

¿Cuándo se detecta una falla de comunicación interna en la empresa?
-Cuando estamos saturados de información. No sabemos qué comunicar, cómo, ni a quién. No conocemos los objetivos a corto, mediano y largo plazo de nuestra organización, ni cuál es la actividad de las otras áreas. Nos enteramos de las novedades en el pasillo o por el diario. Cuando hay una falta de política y de planes estratégicos de comunicación interna.
Generalmente, los síntomas que develan esta falta de estrategia interna en materia de comunicación aparecen como aislados y no aparentan tener relación directa con una causa profunda.
Sin embargo, son fácilmente reconocibles a partir de detalles como la infrautilización o saturación de canales de comunicación, un alto nivel de rumor, desconocimiento de objetivos, o multiplicidad de estilos, entre otros.

-¿Cuáles son los pasos a seguir una vez identificado el problema?
-Las situaciones descriptas responden a procesos más profundos que sólo pueden ser abordados mediante una Auditoría de Comunicación Interna.
El primer paso es un diagnóstico que sirve para conocer los hábitos de comunicación de la gente, los canales que prefiere, los líderes de opinión, códigos, redes de comunicación, etc.
Se hace porque es rentable tener a la gente motivada, desde el reclutamiento de talento, al mantenimiento del mismo, lo cual, se percibe en un impacto enorme de orgullo de pertenencia e integración que afecta directamente a la productividad y rentabilidad de la compañía.

-¿Quién debe ser el responsable de esta gestión?
-Tradicionalmente, la comunicación interna ha sido un paquete que se han disputado Recursos Humanos y Relaciones Institucionales y en esa lucha interna por espacios de poder han perdido todos.
El enfoque ha sido incorrecto, ya que la responsabilidad por la gestión de la comunicación es compartida.
El número uno debe tomar la decisión política de trasladar a un área o una persona la responsabilidad de coordinar la comunicación interna. Pero también desde el lugar de cada uno de los recursos humanos se debe comunicar adecuadamente.
Hay gente que no sabe redact

Artículos destacados