La Perla se “multiplica” en Carlos Paz y Nueva Córdoba

El tradicional restaurante, reconocido por sus grandes y económicos platos ejecutivos, abrirá su primera franquicia en julio en la ciudad turística, y en diciembre, su segunda en Nueva Córdoba.

El legendario restaurante La Perla, ubicado sobre avenida Olmos al 200,  concretará este año su expansión mediante dos franquicias. También, en virtud de la creciente demanda de sus menúes, agrandará su salón principal para atender a 380 comensales.

Tal como adelantó Comercio y Justicia un año atrás, la tradicional fórmula del centro gastronómico, basada en “abundancia y buenos precios”, se replicará en dos locales de formatos y dimensiones similares.

En julio abrirá el primero, en el Complejo Luxor de Carlos Paz -sobre Libertad al 270-que integrará un teatro, bar temático y otros puestos gastronómicos. “Es una franquicia mixta, porque algunos socios participan de la inversión. Es un local de 350 m2 que continuará el formato actual de la marca, pero con una infraestructura más modernizada”, apuntó Guillermo Natali, presidente de la firma. Según datos de mercado, se trata de una inversión aproximada de 100 mil dólares.

Allí, trabajarán 25 empleados en dos turnos, de 12 a 16 y de 20 a 1.

La segunda franquicia inaugurará a fin de año, en un local ubicado sobre la calle San Lorenzo, en la zona del Buen Pastor. “Los franquiciados están reacondicionando el salón que antes funcionaba como pub, será una obra que llevará más de cinco meses”, puntualizó Natali. Tanto la superficie del local, cuanto la inversión y los puestos de trabajo son similares a la boca que se abrirá en la ciudad del Valle de Punilla.

Un clásico
Capacidad, 380 comensales

El menú económico y de buena calidad es una estrategia infalible, tanto que La Perla aumenta 20% año a año la afluencia de público. Alquilará un tercer local contiguo al de Olmos, que integrará a los otros dos en funcionamiento para ampliar su capacidad. En lugar de 220 personas, podrá atender a 380 comensales a un nivel de ocupación constante de 100%.

“Por el aumento de costos, la rentabilidad viene en picada, no podemos trasladar los costos al público, por eso nos expandimos para vender más”, graficó.

Milanesas, pastas caseras, niños envueltos son algunos de los platos típicos que degustan los trabajadores durante la semana y las familias los fines de semana. El ticket promedio durante el día ronda los $45 y un menú ejecutivo (carne con guarnición, gaseosa chica y postre) parte de $35.

Artículos destacados