La crisis de 2010 “perdonó” a la industria del cine

El rubro entretenimiento fue uno de los ganadores de los negocios de 2010. Las compañías de cine ganaron en promedio 44% en la bolsa de Nueva York.

Los inversores en la industria cinematográfica lograron escaparle a la crisis económica que afectó fundamentalmente a Estados y Europa y durante el último año lograron grandes ganancias.

El indicador de la bolsa neoyorquina, Dow Jones US Broadcasting & Entertainment Total Stock Market Index, que examina la evolución de todas las compañías de producción cinematográfica que cotizan en esa bolsa registrado una suba desde la gala de los Oscar de 44,7 por ciento correspondiente a comienzos de 2010.

Si se compara su rentabilidad con el Dow Jones US Total Stock Market Index, el indicador más preciso para medir el comportamiento del total de la renta variable de la industria norteamericana, la diferencia es evidente ya que este índice sólo ha subido 23,59 por ciento durante el mismo período, informaron los analistas de Dow Jones Indexes.

Otra nota importante es que el Dow Jones Media Titans 30 Index, que mide la evolución de las 30 compañías del entretenimiento más importantes del país donde los estrenos cinematográficos desempeñan un papel importante en sus ingresos, se ha revalorizado 33,65 por ciento desde la ceremonia de los Oscar de 2010.

Para establecer un comparativo de referencia, los analistas de la compañía afirman que el Dow Jones Global Titans 50 Index, que mide la evolución de las 50 multinacionales globales más importantes, sólo creció 12,87 por ciento durante el mismo período.

Si se echa un vistazo a la lista de las películas más taquilleras de 2010, surge que algunas de las cintas que fueron protagonistas de la ceremonia realizada anteayer han jugado un importante papel en engordar los ingresos de las productoras y distribuidoras que respaldaron dichos proyectos.

Toy Story 3, de Walt Disney y con cinco nominaciones, ha recaudado hasta la fecha en todo el mundo desde su estreno 1.063 millones de dólares, seguida por Alicia en el País de las Maravillas, con tres nominaciones y también producida por Disney, que ha embolsado un total de 1.024 millones de dólares.

Otra de las películas más taquilleras y que también competía por una estatuilla es la primera entrega de Harry Potter y las Reliquias de la Muerte, con dos nominaciones a los Oscars y una recaudación de 947,6 millones de dólares para Warner Brothers, encargada de su distribución.

Artículos destacados