La comuna unifica criterios para habilitar negocios

El municipio de esta ciudad inició ayer un plan para unificar criterios y agilizar la tarea de la apertura de nuevos establecimientos comerciales.
La iniciativa se concretó con un curso de capacitación interna destinado a más de cuarenta funcionarios municipales que intervienen en el proceso de habilitación. En el entrenamiento intervinieron jefes de oficinas, supervisores e inspectores de la Dirección de Habilitación de Negocios. El objetivo de este programa del Gobierno municipal es disminuir los tiempos para cumplimentar el trámite, y aminorar las complicaciones burocráticas con una planificación de las inspecciones, queja habitual del sector comercial y nuevos empresarios.

Las reparticiones que atienden el uso del suelo y las habilitaciones comparten instancias del trámite que deben realizar aquellos que pretenden obtener la autorización municipal para inaugurar un local comercial. Según la actividad, intervienen diversas áreas y en algunos casos el interesado debe solicitar que la comuna corrobore si el rubro elegido puede desarrollarse en el lugar donde se planea iniciar el negocio.
En ese mismo contexto, la Municipalidad se encarga de comprobar si el uso de los metros cuadrados se corresponde con lo especificado en la Ordenanza 8133 y sus respectivas modificatorias. Durante el desarrollo de la actividad, la información fue brindada por María Fernanda Sánchez, titular de Habilitación de Negocios, y los instructores Gustavo Aravena y Mariano Villamea, que pertenecen al equipo de Obras Privadas y Uso del Suelo.

Envíenos su comentario

Artículos destacados