Kastika sugiere desdramatizar la crisis y no dejar de invertir en innovación

Desde recetas para empresas innovadoras hasta claves para emprender en épocas de crisis, pasando por los “errores clásicos” que cometen los empresarios al intentar “sustituir con creatividad las inversiones”, -entre otras ideas- fueron puestas sobre la mesa por Eduardo Kastika en diálogo con Comercio y Justicia.
El profesional, autor de cinco libros sobre creatividad y consultor referente de innovación en Latinoamérica, formó parte la semana pasada del primer Congreso de Estrategia organizado por Slade en Córdoba.

– Como para comenzar, nos gustaría que nos diera su concepto sobre creatividad.
– (Creatividad) es lograr resultados diferentes, pensando distinto y teniendo una intención de vida diferente. Hay que despegarse de la línea promedio, animarse y asumir el riesgo para lograr otros resultados.

– ¿De qué hablamos cuando nos referimos a creatividad en los negocios?
– Hay cuatro elementos clave: posicionamiento, crecimiento, diferenciación y consolidación de un negocio. Es la estrategia para posicionarse de manera innovadora: el más innovador no es el más rupturista sino el que siendo rupturista se conecta con las vibraciones del consumidor.

– ¿De qué manera un empresario puede lograr ese plus diferenciador?
– En principio, para que haya creatividad hay que invertir para luego generar, probar, experimentar y equivocarse.

– O sea, ¿no es que primero surge la idea brillante y después se evalúa el modo de implementarla?
– No, porque para tener una idea brillante hay que tener plata para pagarle a la gente que piensa. También puede surgir una idea brillante en 20 años, pero para innovar siempre hay que apostar a la gente que piensa, que vale más. Muchos tratan de encontrar en la creatividad un sustituto de la inversión y eso es un grosero error. No me refiero a invertir fortunas, pero si no existe disponibilidad para destinar dinero a la innovación no se puede empezar a hablar.

-¿Qué entrenamiento debe recibir un empresario para ser innovador?
– El empresario no es el que se entrena, lo tiene que hacer la gente que trabaja para él. No obstante tiene que abrir la cabeza, creo que el mejor entranimiento es estar con gente que se arriesga. Para eso los empresarios tienen que saber que hay una manera de hacer negocios que está reñida con la creatividad. Por otro lado están quienes tratan de copiar a todos para que nos les vaya mal.

– ¿Se puede ser empresario sin innovar y tener éxito?
– Hay casos en que sí: por ejemplo el hijo del empresario que maneja una gran compañía, gestiona los clientes, ya cuenta con una marca que vale mucho y tiene un circuito de funcionamiento que le permite mantenerse. Sin embargo, no le va a ir excelentemente, no va trabajar con gente interesante y no va aportar nada a la sociedad.

– En épocas de crisis se dice que el empresario tiene que volver a ser creativo para mantenerse…
– Sí, eso lo dice quien no sabe de innovación. Este tipo de postura explota la cuestión humana del temor, de la necesidad de supervivencia. De una cierta posicion teórica falsa se dice que en épocas de crisis hay que innovar cuando en realidad hay que innovar siempre, proque si lo hacés sólo en épocas de crisis ya es tarde.
A veces las mejores ideas surgen cuando reina un clima de abundancia, cuando hay cri

Artículos destacados