Israel, mercado oportuno para frutas, quesos y pastas

La economía de Israel se asienta en la producción con alto valor agregado y de investigación.

En ese Estado de Medio Oriente crece la demanda de distintos productos alimenticios, según informó la Embajada argentina. Esto representa una interesante posibilidad para las empresas locales.

Según informó la Embajada argentina en Israel y difundió la Agencia ProCórdoba, crece en ese país la demanda de distintos productos alimenticios, entre los cuales se destacan los quesos y las frutas.

Así, el interés de Israel en importar producción argentina constituye una excelente oportunidad para la expansión de los horizontes comerciales de las empresas cordobesas.

Según lo señala un listado publicado por la Agencia ProCórdoba, entre los productos más demandados se encuentran frutas conservadas como ananás, peras, cerezas, duraznos, frutillas y ensalada de frutas en almíbar. La lista incluye también la necesidad de palmitos y quesos de pasta dura, semidura y blanda.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

Además, desde Tel Aviv se informó el interés de empresas en importar pastas alimenticias con huevo, sin cocción previa y sin relleno.

En tanto, también la demanda contempla harina de maíz y aceite de soja.

Economía
Israel es un país industrializado, cuya producción se basa -en la mayoría de los sectores- en una intensa labor de investigación y desarrollo (I+D) y en la aplicación de procesos, maquinaria y herramientas altamente tecnificados.

Como carece de recursos naturales y materias primas, su ventaja radica en su fuerza de trabajo altamente calificada, sus institutos científicos y sus centros de investigación.

En este sentido, según datos de la Embajada de Israel en Argentina publicados en su sitio web, actualmente la industria israelí se concentra en la producción de artículos de alto valor agregado, desarrollando productos basados en creatividad científica e innovación tecnológica.

Durante las últimas dos décadas, se realizaron importantes avances a escala internacional en los campos de la electrónica médica, agrotecnología,telecomunicaciones, productos químicos de calidad, computación y tallado y pulido de diamantes.

En términos de comercio exterior, el país basa su crecimiento principalmente en la exportación. Por ello, gran parte de la creatividad del país se ha invertido en la expansión de sus exportaciones industriales, informa la entidad diplomática en su sitio web.

Comercio exterior
Desde la década de 1950, el valor de los productos comercializados por Israel en el exterior se ha multiplicado. De apenas US$13 millones a los pocos de la fundación del Estado, el volumen de facturación llegó a US$34.600 millones para finales de la primera década del siglo XXI.

En tanto, en cuanto a la importación, la embajada señala que más de 85% de los productos que provienen del exterior consisten en materias primas y combustibles.

En 2009, del total de mercaderías, 54% provenían de Europa, 17% del continente americano, 16% de Asia y el resto de otros paises.

Artículos destacados