Interés regional por dulces y mermeladas cordobesas

Los dulces y las mermeladas fabricadas por empresas locales fueron los protagonistas del interés extranjero en las Rondas de Negocios de la Expodelicatessen & Vinos.
La feria, realizada el fin de semana pasado, reunió a veinticinco empresarios argentinos fabricantes de productos alimenticios que concretaron 150 entrevistas comerciales con siete operadores del exterior.
Los encuentros comerciales organizados por ProCórdoba en la muestra gourmet se realizaron en la muestra que tuvo lugar en el hotel Sheraton. Las reuniones empresariales en el marco de la 6ª edición de Expodelicatessen y Vinos convocó a siete importadores y distribuidores provenientes de Chile, Bolivia, Perú, Colombia, Paraguay y México. Las contrapartes la integraron empresarios de Córdoba, Buenos Aires, Mendoza y Catamarca.
Entre las empresas locales que participaron en la ronda de negocios se encontraban Dulcor, Famatina Valley, Orietá, Nutrición Profesional, Grido y Naos.

Los principales productos demandados por los operadores internacionales fueron, aparte de los dulces los vino de gama alta, aceite de soja y oliva, pastas, galletas dulces y chocolates.

Operadores

“Busco productos de consumo masivo con larga fecha de vencimiento para distribuir a través de supermercados. Estoy sorprendido, me encontré con proveedores muy grandes que me ofrecen productos interesantes como mermeladas, chocolates, vinos y cosméticos”, señaló Patricio Olivares de Regional Chile Ltda. El empresario chileno remarcó que en 90 días podría estar cerrando una negociación para importar mermeladas.
En tanto, el representante de Supermercados Peruanos, Boris Beresovsky, destacó que encontró productos novedosos cuya relación costo-calidad es muy competitiva y que en su país son mucho más caros. “Identifiqué varias oportunidades, como mermeladas dietéticas o vinos de marca que en Perú no hay. También los aceites de soja o de oliva son interesantes; allá se consume mucho aceite mezcla, pero de a poco los consumidores están migrando al aceite de soja”, comentó Beresovsky.

Por su parte, el colombiano Rubén Rosental de Dinora mencionó que desde hace 12 años su empresa importa productos argentinos y que en esta ocasión le interesó un aceite de oliva en envase pet de gran volumen que puede ser de utilidad para los clientes que se dedican al servicio de catering. El empresario colombiano afirmó que “buscamos productos argentinos porque la calidad, presentación y packaging alcanzan o superan los stándares internacionales y porque nuestros proveedores argentinos son muy respetuosos”.

Artículos destacados