Inflación, la madre de todos los problemas

Por Elinmobiliario.com

El sector inmobiliario viene en repunte, eso está claro. Ahora bien, eso no significa que los problemas que los afectan corran con la misma suerte: alta inflación, falta de crédito, pérdida de poder adquisitivo por m2, poca seguridad jurídica, alto valor de los terrenos del costo de construcción, infraestructura de servicios muy básica para el desarrollo inmobiliario que se plantea y carga tributaria son algunos de los obstáculos mencionados por los players del real estate.

“Una problemática lleva a la otra, lo más grave es la inflación y genera como resultante la falta de crédito hipotecario y una pérdida del poder adquisitivo”, explica Martín Machado, responsable de la Unidad de Negocios Especiales de Toribio Achával. En el mismo sentido se manifiesta Mario Gómez, de Le Bleu Negocios Inmobiliarios: “Nada peor para la construcción que convivir con la inflación”. El empresario focaliza además, en la falta de financiamiento: “El crédito hipotecario es el combustible que dinamiza la economía. Para que podamos hablar realmente de una ´industria del Real Estate´ y pensar en escala ´industrial´, hace falta un financiamiento fluido y constante”, apunta.

En tanto, Manuel Estruga, Director de Emprendimientos de LJ Ramos señala que el incremento en materia de costos constructivos subió 25% en 2010 y se espera otro tanto para 2011. “Eso hace disminuir fuertemente la rentabilidad, al trasladar a precios dichos incrementos y además genera cierto riesgo de negocio”, indica el ejecutivo.

Las soluciones, ahora bien, ¿cómo avanzar sobre esos problemas? Los empresarios piden, antes que nada, instrumentos financieros que permitan captar recursos de largo plazo (nacionales y extranjeros), destinados al lanzamiento de nuevos proyectos inmobiliarios. “Creo que habría que promover beneficios fiscales para la construcción de casas y departamentos con destino vocativo, esto generaría una mayor oferta y una consecuente baja en los alquileres. Es necesario organizar entre desarrollistas y el municipio un fondo de infraestructura y que el gobierno nacional genere los instrumentos para financiar un escenario de previsibilidad”, explica Sergio Villella, de la inmobiliaria homónima.

En materia de inflación y suba de precios de la construcción, una alternativa interesante es el fideicomiso al costo, para salvaguardar los riesgos impositivos en los sucesivos incrementos de precios. Y la alta cotización de terrenos se podría solucionar, por ejemplo, buscando otras zonas potenciales, innovando en el desarrollo de negocios mixtos y demás alternativas. Las claves son el valor agregado, la baja de incidencia y las nuevas oportunidades.

Artículos destacados