Industriales, la Provincia y el Municipio coinciden en la desaceleración pero aún no advierten efectos drásticos

Los efectos de la crisis financiera internacional ya reflejados en la economía global y particularmente en el país son, sin embargo, disímiles según el perfil desde el que se los enfoque.
En ese marco, Comercio y Justicia reunió en el cuarto encuentro del ciclo “Desayuno con Líderes”,que se realizó enel Bar Cafeto,a un grupo de referentes del sector industrial y funcionarios públicos para conocer su posición frente a la coyuntura y, principalmente, en torno al corto y mediano plazo. Fernando Sibilla, director Ejecutivo de la Unión Industrial de Córdoba (UIC); Emilio Etchegorry, secretario de la Cámara de Industriales Metalúrgicos y Componentes (CIMCC); Eduardo Fernández, titular de Apyme, por el sector productivo, y Omar Sereno, secretario de Trabajo de la Provincia, y Roberto Avilia, secretario de Comunicaciones y Relaciones Institucionales de la Municipalidad de Córdoba, expusieron sus posiciones sobre la situación actual.

-Fernando Sibilla: en función de los contactos con los diferentes sectores que integran la UIC, podemos decir que se ha profundizado la crisis en este último mes. Si bien ya veníamos con una desaceleración, traccionada al alza principalmente por el sector automotor, ahora ya vemos que las terminales han comenzado con suspensiones. Hay sectores a los que la caída del consumo interno los ha afectado, hay otros que son Brasil-dependientes o muy sensibles a las importaciones de Asia. Es muy variado. De todas formas no hay sector que esté por colapsar. Sí vemos adelanto de vacaciones, reacomodamiento de horas, suspensiones y algunos pocos despidos. La gran incógnita es ¿qué pasa en el primer semestre de 2009? Por eso el reclamo de que se instrumenten políticas activas que fomenten el consumo y ayuden a generar capital de trabajo en las empresas. Sin estas medidas, se avisora un panorama muy complejo.

-Emilio Etchegorry: cuando hablamos de promedios o en general, es muy difícil. Cuando preguntan a cuánto tiene que estar el dólar, y… depende de tu empresa, y el impacto de esta crisis también depende de tu empresa. Después tenemos el grueso del tejido autopartista. Primero, las empresas más grandes ajustan más rápido, sus precios, suspensiones… que las pymes, porque es muy diferente el gerente de una industria que el dueño de la pyme que ya se hizo amigo de sus empleados y los saluda a todos y le preguntan ¿qué vamos a hacer? Y, aguantar. Por eso después uno encuentra empresas con problemas financieros. Lo que se está golpeando ahora es todo el tejido pyme, fundamentalmente metalúrgico. Hay posibilidades de despidos. En cuanto a las medidas, coincidimos con la UIC. ¿Aumentos de sueldos? Hoy es absolutamente impensado.

-¿La rentabilidad se ha derrumbado?
-La pyme está a pérdida..

-¿Cómo evalúa la Provincia la situación laboral?
-Omar Sereno: hay una consigna fuerte que es mantener el nivel de empleo, por varias razones, primero porque si destruimos más el consumo, si más gente queda fuera del sistema; segundo, generamos una problemática social importante. Estas situaciones requieren también de una fuerte responsabilidad de ambos sectores, sindical y empresarial, y creo que estamos en esa vía.
Nosotros estamos auspiciando la apertura del proce

Artículos destacados