Importaciones y paritarias marcan el paso del calzado argentino en 2014

Aunque en el primer semestre del año pasado producción y venta nacionales se incrementaron 10% en volumen, entre julio y diciembre la actividad del sector se resintió por la flexibilización de las compras al exterior.

Por Luz Saint-Phat – lsaintphat@comercioyjusticia.info

Para este 2014 que recién empieza, los temas centrales de la industria del calzado serán la política nacional sobre las importaciones y el porcentaje de aumento salarial que resulte de la negociación de las paritarias en los distintos sectores, según estimó la cámara nacional que agrupa el sector, que tiene su representación en Córdoba.

“Creo que el tema central, para todos, va a ser la cuestión de las paritarias, porque influye decisivamente en los costos pero también en la capacidad de consumo de las personas”, dijo a Comercio y Justicia Miguel Hames, representante de la Cámara de la Industria del Calzado (CIC).

“Otro tema central será la cuestión de las importaciones porque la política nacional en este punto fue clave para el crecimiento de producción y venta, pero cuando se flexibilizó el ingreso al país de productos extranjeros se afectó directamente el sector”, especificó Hames.

“También será agenda en 2014 la cuestión de los insumos que en muchos casos no se consiguen y en otros su precio está dolarizado, como el caso del cuero”, comentó el titular de CIC, y agregó que mientras la materia prima costaba $150 el metro cuadrado en el mes de septiembre del año pasado, pasó a tener un valor de $220 en el recientemente concluido diciembre. “Se trata de un insumo que aumentó 50% en cuatro meses”, aseguró el empresario.

Balance anual
En tanto, los datos de la CIC al cierre de 2013 señalan que durante el año pasado se totalizó la producción nacional y venta de 115 millones de pares de calzados en todo el país, entre zapatos, zapatillas, ojotas y otros artículos.

Esta cantidad significó para la industria local un incremento de 4,5% interanual respecto de los 110 millones de pares de 2012.

Según explicó Hames, el primer semestre fue más positivo para el sector y se logró un crecimiento internual de 10%, aproximadamente.

No obstante, la incidencia de los salarios en los costos de las empresas (que significa 65% de los costos totales de las fábricas) y el ingreso de algunos productos competidores al mercado interno a partir de agosto y septiembre pasados lograron que esa diferencia se achicara e incluso retrocediera.

“En este punto, la habilitación en la importación de algunos productos en la segunda mitad del año causó un freno en la producción y en la compra. Podríamos decir que, por esta razón, para nosotros la temporada finalizó en octubre, mucho antes de las fiestas”, aseguró Hames al ser consultado por este medio.

Artículos destacados