Hoteleros, sin grandes expectativas y con la mira puesta en los carnavales

El sector registró en enero una ocupación promedio de 53% en la primera quincena, que subió casi 20% en la segunda, pero sólo los fines de semana. Impacto negativo por el incremento de tarifas, impuestos y servicios

Con una ocupación hotelera de 53% promedio durante la primera quincena de enero en la provincia de Córdoba, y de 70% en la segunda y sólo durante los fines de semana, las perspectivas para febrero no son alentadoras para el sector, según indicó a Comercio y Justicia, Fernando Faraco, director Ejecutivo de la Asociación Empresaria, Hotelera y Gastronómica de Córdoba.
“Tras el aumento de tarifas en octubre del año pasado, los números no han sido los mejores, y aunque tenemos una media de reservas de 30% para febrero, no creo que vaya a ser muy diferente”, dijo Faraco, quien recordó que los números responden a las estadísticas aportadas por las filiales de la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (Fehgra) en cada valle de la provincia de Córdoba.

Con todo, las expectativas están puestas en el próximo carnaval, fecha de alta tracción turística, que se celebra este año en marzo, más precisamente los días 4 y 5. Los operadores también prevén mejores números para Semana Santa, que este año se celebra del 14 al 20 de abril, con feriados los días 18 y 19.
“Tiene que ver con un contexto de país que no ayuda, y a pesar del dólar, que si bien provocó que muchos turistas permanecieran aquí, los números no son los que esperábamos”, se sinceró Faracco.
Con todo, la rentabilidad de los hoteleros viene en picada. El aumento de tarifas de 30% a 35%, que fue definido en octubre del año pasado en el marco de la Feria Internacional de Turismo (FIT), está muy por debajo de la inflación anual de 48% registrada, a lo que se suma la suba de los impuestos municipales, provinciales y nacionales y el incremento en las tarifas de luz, tanto de Epec en Córdoba como en las cooperativas del interior, según recordó el directivo. “Esto, más el correlato de enero, evidencia que las ganancias de los hoteleros han sido mínimas”, apuntó.

La carta gastronómica
Por su parte, los restaurantes de Córdoba y las zonas turísticas también reconocen que han vendido menos hasta el momento. Ello se suma a que la remarcación de precios en las cartas nunca se equipara con la inflación para no ahuyentar al comensal, las ganancias también son parte de un desafío, según cuenta Faraco.
“Ha disminuido el nivel gastronómico porque hay un cambio de prioridades; se sale menos y se consume menos, en los circuitos gastronómicos importantes se ve gente pero sólo los fines de semana”, apuntó.
Consultado acerca de si han cerrado restaurantes o centro de gastronomía, aseguró que en Córdoba ello no ocurrió por ahora, y se debe en parte a que los gastronómicos “de sangre” lo mantienen el negocio. “Por el contrario, para los otros que buscan oportunidades, como negocio alternativo, está claro que ahora la rentabilidad es mínima”, aseguró.

Temporada 2018/2019:
la ocupación en Córdoba y la costa

De acuerdo con la estadística de la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (Fehgra), el valle de Calamuchita consigna casi 70% durante la primera quincena, y 65% estimado para la segunda quincena.
Villa Carlos Paz tuvo una ocupación de casi 58% durante la primera y los registros indican que podrían cerrar la segunda quincena con alrededor de 55%.
La ciudad de Córdoba también tiene mejores números durante la primera quincena, 53%; mientras planea cerrar la segunda con 30% de promedio.
La Falda durante enero estima alcanzar una ocupación promedio de 45%; mientras que Río Cuarto, de 37%. Por otra parte, para febrero, Calamuchita tiene reservas por 45%, Villa Carlos Paz 35%, y La Falda, 30%. Por otra parte, Córdoba tiene reservas por el 30%; y Río Cuarto, 25%.
En la provincia de Buenos Aires, sobresale un destino consolidado como Mar del Plata, con promedio de ocupación de 75% en la primera quincena, y que proyecta cerrar la segunda con 70%.
Pinamar comenzó el año con 81% de ocupación (primera semana), y está manteniendo el resto del mes un 60% de ocupación.
Se subrayan la buena performance de Cariló, que subió el promedio de la zona. Por otra parte, Villa Gesell y Miramar tuvieron 75% de ocupación durante la primera quincena; Mar de Ajó, 68%; y San Clemente del Tuyú, 69%. En Necochea se registró 57% de ocupación durante las dos primeras semanas, con alto porcentaje de ocupación en cabañas (80%).

Artículos destacados