Gigante brasileño de la carne se hará fuerte en el Mercosur

La compañía brasileña JBS, la mayor productora de carne del mundo y dueña del frigorífico Swift en Argentina, prevé que la demanda del alimento se mantendrá firme pese a la crisis global y espera aumentar sus operaciones en el 2009, especialmente en los países del Mercosur.
“Verificamos que en los últimos años, en todas las crisis, si hubo una reducción del consumo en toneladas, no hubo grandes oscilaciones”, dijo el presidente de JBS, Joesley Mendonca Batista. El ejecutivo estimó que la faena y el consumo deben variar poco en los próximos tres a cuatro años, pero admitió que el precio puede “de hecho” oscilar. En el tercer trimestre, JBS faenó 2,95 millones de vacunos, un incremento de 22% sobre igual período del 2007 y de 2,4 por ciento sobre el segundo trimestre de este año.

Batista dijo que todavía ve oportunidades de crecimiento para la empresa, pese a la crisis financiera. “Hemos conseguido producir resultados en los escenarios más adversos, de mucha liquidez o de falta de liquidez”, afirmó, expresando la “seguridad de que vamos a continuar creciendo”. Pero a la vez indicó que la empresa no pretende hacer nuevas adquisiciones este año, tomándose tiempo “para entender el ajuste de la liquidez”.
“En el 2008 no vamos a hacer nada, estamos preparados para seguir creciendo en el 2009, en el Mercosur”, la unión aduanera integrada por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, afirmó.
JBS reportó en la noche del lunes una utilidad neta de US$318 millones en el tercer trimestre.
Batista dijo que parte de las diferencias de las ganancias provino de la valorización de los activos de la empresa en el exterior por la depreciación de la moneda brasileña, el real, frente al dólar, según Reuters. Con casi el 80 por ciento de su generación de caja en dólares, la empresa todavía no se benefició en la parte operativa con el cambio, lo que debe ocurrir con mayor fuerza en el cuarto trimestre, agregó.

Artículos destacados