General Paz afianza su protagonismo inmobiliario.

Lejos del ruido, de los estudiantes, del amontonamiento, e imbricado de calles anchas, servicios múltiples, bares, restaurantes y comercios, barrio General Paz se erige como unos de los protagonistas urbanos del momento.
Actualmente se están construyendo 130 edificios en el lugar y se proyecta un sinnúmero de construcciones más, según señala a Comercio y Justicia, Ricardo Hansen, socio de la Inmobiliaria Hansen Barrientos ubicada en la estratégica esquina de Lima y David Luque. “Es un barrio que está consolidado y hay mucho para hacer por la alta demanda de propiedades”, asegura Hansen.

Pese a que en un trayecto de cinco cuadras se contabiliza una inmobiliaria en cada una, el especialista asegura que “hay mercado para todos”. “Es el boom inmobiliario del momento y va camino a más. Hay muchos terrenos disponibles para hacer más edificios, cosa que no sucede en Nueva Córdoba”, precisa el especialista.
Desde hace dos años la construcción en la zona se ha vuelto masiva, con lo cual, agrega Hansen, “la gente cada vez es más exigente y busca estructuras de mayor categoría”. En línea, las desarrollistas han comenzado a ofrecer propuestas de mayor nivel. Así, el metro cuadrado de construcción oscila entre 850 y 1.200 dólares.
Este crecimiento condujo a la inmobiliaria Hansen Barrientos, con cuatro años de trayectoria en el barrio, a duplicar la superficie de su sucursal, cuya ampliación de 250 m2 fue inaugurada semanas atrás. También debieron doblar la atención del personal, cuya planta asciende a 12 empleados. La firma cuenta con otro local en el centro y proyecta expandirse el año que viene en Nueva Córdoba.

Artículos destacados