Firma coreana LG producirá lavarropas en Córdoba

Autoridades de la empresa coreana de tecnología LG Electronics anunciaron ayer una inversión de la firma por casi 2,5 millones de dólares para la fabricación de lavarropas en la provincia de Córdoba.
El adelanto fue hecho por la ministra de Producción, Débora Giorgi. Según se informó, se trata de un emprendimiento para sustituir importaciones, que incluye la creación de 55 puestos de trabajo en la etapa inicial del proyecto. Éste comprende en su última etapa un plan para exportar lavarropas de carga superior a otros países del Mercosur.
Los máximos directivos de la empresa coreana le describieron a la ministra Giorgi su plan de inversiones en una alianza estratégica con una empresa local instalada en la provincia de Córdoba, donde también fabrica con su propia marca. Esta empresa sería Alladio, de Luque, que produce con marca propia y para otras empresas nacionales.
El plan de LG plantea la sustitución en el corto plazo de 70% de las importaciones que se realizan actualmente en la línea de lavarropas.
“Esta inversión conjuga todo lo que este gobierno pretende para el desarrollo industrial, porque sustituye importaciones con integración local, transferencia de tecnología a un socio local y una salida exportadora”, dijo Giorgi.

Plan a largo plazo

El proyecto de inversión consta de cuatro etapas, con la creación de 55 nuevos puestos de trabajo y la fabricación de 3.000 lavarropas de carga frontal y carga superior por mes durante 2009, para ascender a 5.000 unidades por mes, en el primer semestre del 2010.
Participaron de la reunión el presidente de LG Argentina, Kimun Paik, los directores Ariel Changmin Han y Diego Pacheco, y las autoridades de la firma cordobesa. LG ya tiene proyectos de fabricación instalados en el país con otros fabricantes locales, para las líneas de TV, LCD, Plasma, Aire Acondicionado y Cocinas Microondas, los que representan una producción de más de 70 millones de dólares anuales.
En los ultimos meses, diversas empresas locales de la línea blanca habían planteado reparos a la importación de productos de la línea blanca, tanto de Asia como de Brasil. A raíz de esta queja, el gobierno y entidades empresarias argentinas negociaron con Brasil una regulación del comercio exterior. Esta negociación giró en torno a un acuerdo voluntario entre cámaras empresarias para fijar cupos en el ingreso de productos del vecino país.

Artículos destacados