Fiebre por autos híbridos desata demanda de litio

La próxima generación de autos propulsados a motor y energía eléctrica -híbridos- adelantados en la reciente exposición automotriz de Ginebra desató la búsqueda de proveedores de litio.

El metal, del cual Argentina tiene reservas en las provincias cordilleranas, sirve para fabricar baterías de alto rendimiento que precisan los autos eléctricos.

Los autos plug-in (enchufables a una toma eléctrica) han cobrado impulso en las últimas semanas. General Motors dijo que el enchufe para el Chevy Volt sedán híbrido estará listo a finales de 2010. Luego fabricará un plug-in deportivo utilitario en el 2011. Hyundai planea tener su híbrido en venta por finales de 2012. Volvo dijo que su plug-in híbrido será “una realidad” en 2012. Toyota comenzará la producción comercial de híbridos enchufables en 2012, con la producción entre 20.000 y 30.000 unidades en el primer año, según informes de medios de comunicación.

También Magna Internacional, la compañía autopartista de capitales austríacos y canadienses está desarrollando una versión a batería del modelo Ford Focus.

Después de las pilas

La vieja batería de plomo y ácido tiene ya 150 años de vida y es el único componente automotor que prácticamente se ha mantenido inalterable desde su invención. Ahora, parece tener los días contados. El litio, un metal alcalino muy liviano, sucedió al mercurio, al níquel-cadmio, la plata y otros elementos para producir pilas de alto rendimiento en dispositivos electrónicos. En 1996, se realizaron sustanciales avances con los acumuladores de ión-litio, que abrieron la puerta al desarrollo de los autos eléctricos.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

Oportunidad argentina
El litio, clave para la fabricación de autos eléctricos, se encuentra en todo el mundo, pero son los países del Cono Sur sudamericano los que atesoran las mayores reservas. La demanda actual en el mundo es todavía baja, pero Argentina, Bolivia y Chile tienen un potencial en esta minería. Bolivia tiene las mayores reservas y Chile exporta 50 por ciento del consumo mundial.

Las compañías internacionales empezaron este año a generar acuerdos para asegurarse la provisión. En enero, la empresa Toyota Tsusho, el proveedor del fabricante japonés, anunció una operación conjunta con la minera australiana Orocobre para desarrollar un proyecto de 100 millones de dólares en Argentina.

El año pasado, el país vendió 6.000 toneladas de litio a Estados Unidos, Inglaterra, Alemania, China y Rusia.

El precio internacional, según el Servicio Geológico de los Estados Unidos, supera 100 dólares por kilo de las sales con contenido metálico. Los 5,4 millones de reservas métricas finas existentes en el mar de sal de Uyuni en Bolivia equivaldrían a 515.000 millones de dólares, según un estudio elaborado por técnicos del gobierno de Evo Morales.

Hoy Argentina aparece como el tercer productor mundial, pero tiene potencial para transformarse en un gran proveedor del “commodity del futuro” en menos de dos años.

Distribuido en los salares de provincias como Salta, Jujuy y Catamarca, el litio se explota sin ocasionar contaminación peligrosa. La provincia de Córdoba, con salares en el norte, podría también albergar reservas. En las zonas de salinas, este metal bajo la forma de sal es extraíd

Artículos destacados