Ferreterías perdieron cinco puntos de rentabilidad

En el sector se profundizó la modalidad de pago mediante “canje” por departamentos y con cheques diferidos a 120 días. A eso se le sumó el incremento en los costos fijos.

Este año, el sector de la construcción se recuperó tras un 2009 vertiginoso y crítico, aunque los efectos colaterales  dejaron sus huellas y causaron una pérdida de estabilidad en los operadores de materiales de la construcción.

Éstos perdieron entre cuatro y cinco puntos de rentabilidad bruta este año, causada principalmente por el aumento de los costos, la acentuación de la modalidad “canje” y el estiramiento en los plazos de pago, según precisó a Comercio y Justicia Diego Merlino, vicepresidente de la Cámara de Ferreterías Sanitarios Hierros y Afines de Córdoba.

Así, en momentos previos a la crisis del campo, la rentabilidad del sector era de 20%. “Ahora estamos con un margen de 15%, sobre todo en materiales de alta rotación, como cemento, hierro y ladrillos”, añadió Merlino.

La situación responde a que en tiempos de buenaventuranza, cuando los departamentos se “despachaban”, el pago de los constructores era en efectivo. En cambio ahora, con volúmenes de venta desacelerados en comparación con períodos anteriores a 2008, los desarrollistas y empresas constructoras pagan con cheques diferidos a  60 y hasta 120 días, a lo que se suma la entrega de departamentos en “canje” por materiales.

“Podemos decir que la mayoría de los grandes corralones reciben departamentos como parte de pago, corriendo por su cuenta su venta. La opción se toma para no perder volúmen de venta, pero en realidad no representa un negocio para el ferretero quien, generalmente, lo tiene que vender -sin esperar el mayor rédito- porque necesita la plata”, explicó.

En ello coincidió el desarrollista Enrique Maluf, quien aseguró que se ha profundizado esta metodología durante el año en curso. “El ferretero entra a formar parte de la cartera de nuestros clientes”, precisó.
En otro orden, el aumento de los costos fijos también comprime el margen de ganancia del sector, sobre todo  en materia de suba de impuestos y salarios.

En relación con la inflación, los materiales han acumulado un aumento en promedio de entre 20 y 25% este año. Las ventas del sector fueron positivas, en el orden de 8%.

El año 2011 encontrará el sector con un cúmulo de nuevos emprendimientos de alta envergadura por parte del sector privado, lo que vaticina un año próspero. Sin embargo, es un ciclo electoral, por lo cual sólo esperan “mantener” el desempeño tanto en porcentaje de ventas como en alza de precios.

Artículos destacados